Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Natalie Wood, una muerte sin aclarar 30 años después

La oficina del sheriff de Los Ángeles modifica el acta de defunción de la actriz que se ahogó en el Pacífico

Ampliar foto
Natalie Wood y su esposo Robert Wagner, a la izquierda, en su yate 'Splendour'. GTRESONLINE

Treinta años después, su muerte sigue rodeada de misterio. Si el certificado oficial de defunción de Natalie Wood cerraba cualquier puerta a la polémica, su modificación por el equipo médico de la oficina del sheriff de Los Ángeles da vía libre a la especulación. La causa del fallecimiento de la actriz, a los 43 años, ya no es sólo por “ahogamiento”, sino que se ha añadido a su partida de defunción la apostilla de “otros factores no determinados”.

El caso de Wood, cuyo cadáver apareció flotando en las aguas de la isla de Santa Catalina, al sur de California, el fin de semana de Acción de Gracias de 1981, fue reabierto el año pasado en noviembre, pocos días antes de que se cumpliesen tres décadas de su trágico fallecimiento. Entonces, Dennis Davern, el capitán del barco en el que se encontraba Wood; su marido, la estrella televisiva Robert Wagner; y el amigo de ambos, el actor Christopher Walken, declaró a varios medios estadounidenses que la noche en la que murió la intérprete de Esplendor en la hierba oyó a ésta y su esposo discutir y culpó a Wagner de la muerte de la estrella.

Un grupo de investigadores de la policía de Los Ángeles fue asignado de nuevo al caso y lo retomaron donde se había dejado años antes, a pesar de que la oficina del sheriff insistía en que un dossier como el de la muerte de Wood nunca se cerraba del todo. “Este tipo de caso no se cierra nunca”, explicaba entonces William McSweeney, jefe de detectives de la oficina del sheriff. “Tienen periodos de actividad y periodos de pasividad. En este momento nos acercamos al final de uno de esos periodos activos”, puntualizó. Las autoridades han reiterado desde el pasado mes de noviembre que Wagner –que hoy tiene 82 años- no era sospechoso, a pesar de que hacia él  apuntaba su dedo acusador el capitán del barco cuando hizo sus sorprendentes declaraciones.

Davern echó mucha leña al fuego de la ya encendida polémica cuando relató la pelea que supuestamente Wood y Wagner tuvieron aquella fatídica noche, pelea cuyo contenido, relató del capitán, no pudo escuchar porque tenía la música muy alta precisamente para evitar escuchar la fea discusión entre el matrimonio. El capitán del Splendour explicó a la CNN que esa misma noche vio a  Wagner amenazar con una botella rota al actor Christopher Walken, que era compañero de reparto de Wood en la película que filmaban entonces. "¿Te quieres acostar con mi mujer?", le habría increpado Wagner a Walken en actitud desafiante con la botella en la mano.

Los testigos de aquella noche aseguran que los tres –Wood, Wagner y Walken- bebieron demasiado durante una cena que hicieron en tierra firme. A la mañana siguiente, Wood no se encontraba a bordo y su cuerpo fue hallado horas después flotando en las aguas del Pacífico. La investigación policial concluyó que la actriz de West Side Story cayó por la borda mientras intentaba subirse a la zodiac del yate –o para huir de la pelea con su esposo o para “contemplar las estrellas”, apuntaban los rumores-. Ahora, de nuevo, todo parece posible.