Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
'LE MONDE'

¿Qué fue de los gitanos rumanos?

La UE debe atacar la raíz del problema, que es la discriminación en sus países de origen

Hace dos años se desencadenaba una violenta polémica sobre el espacio de las poblaciones nómadas en la sociedad francesa y sobre el trato reservado a los gitanos, venidos esencialmente de Rumanía y Bulgaria. En una de las tomas de posición más controvertidas de su presidencia, Nicolas Sarkozy optó por (...) el desmantelamiento de los campamentos instalados ilegalmente y la expulsión de sus ocupantes hacia los países de origen —miembros de la Unión Europea—.

El problema, evidentemente, no se ha resuelto. Las chabolas continúan adornando los bordes de las autopistas en las cercanías de las grandes ciudades y no se ha encontrado solución alguna a la precariedad de los gitanos.

(...) Durante la campaña electoral, François Hollande comunicó a las asociaciones de defensa de los gitanos su voluntad de actuar de otro modo: “Cuando se desmantelen campamentos insalubres se deben proponer soluciones alternativas”. (...) Manuel Valls ha declarado que “habrá desmantelamiento de campamentos” cuando lo justifique una decisión judicial. No se puede reprochar a un ministro del Interior que quiera hacer ejecutar decisiones judiciales, pero en relación con las promesas del candidato Hollande se queda un poco corto. (...)

La cuestión de su precariedad debe ser tratada en el marco europeo. Y la UE debe empezar por atacar la raíz del problema, que es la discriminación de las que son víctimas en sus países de origen, a fin que no se vean empujados hacia las carreteras de Europa.

París, 2 de agosto de 2012

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.