Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Los recortes de Wert

A pesar de que la Iglesia católica española cuenta con las mejores y más idóneas instalaciones para impartir contenidos religiosos (catedrales, templos, capillas, monasterios, conventos, colegios religiosos, etcétera), prefiere que se imparta en las aulas de los colegios e institutos por profesores elegidos por el obispado y pagados por el resto de los ciudadanos, bien sean creyentes (católicos o no), ateos o agnósticos.

Además, la asignatura alternativa a la religión (católica) que se oferta al resto de alumnos (la mitad) obliga al profesorado a invertir una o dos horas semanales en una asignatura de contenidos difusos cuando, simplemente, dedicándolas al refuerzo de otras asignaturas o, por ejemplo a la escritura creativa o a la lectura comprensiva de periódicos, literatura, ensayo, revistas científicas o incluso, por qué no, la Biblia y el Corán, mejoraría sin duda su caudal léxico y por tanto su conocimiento del mundo.

¿Cuánto nos cuestan los más de 15.000 profesores de religión (católica)? ¿Por qué no ha pensado en ello a la hora de recortar, señor Wert?— Antonio Alaiz Ferreras.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.