_
_
_
_

Disney se venga de la autora de 'Mary Poppins'

Un 'biopic' relata las disputas de la autora del libro con el productor

P. L. Travers en 1966.
P. L. Travers en 1966.ASSOCIATED PRESS

Si Helen Lyndon Goff levantara la cabeza no sabemos si empezaría a dar saltos de alegría o preferiría volver a la tumba. Más conocida por su seudónimo literario, P.L.Travers, la autora del famoso personaje Mary Poppins siempre renegó de la versión cinematográfica que de su obra realizó Walt Disney, hasta el punto de negarle los derechos para hacer una segunda película.

Ahora, la desaparecida autora, que falleció en 1996 a los 97 años de edad, quizás volvería a renegar de la historia que prepara Hollywood, bajo el título Saving Mr. Banks, probablemente con los actores Tom Hanks, en el papel del creador de Mickey Mouse y Emma Thompson, en el de la escritora, como protagonistas. La película narrará los innumerables problemas que tuvo el célebre Walt Disney para filmar Mary Poppins y las disputas entre ambos.

 Lyndo Goff nació en Queensland, en Australia, en 1899, y sufrió una infancia difícil debido a la temprana muerte de su padre, un irlandés que trabajaba como conserje de un banco y que falleció en 1907. Las desavenencias entre Travers y Disney se deben precisamente a que la autora cree que el cineasta hizo una película demasiado optimista, que no refleja los altibajos de la vida de la protagonista.

A la hora de crear Mary Poppins, Travers se inspiró en parte en sus propias dificultades aunque el personaje de ficción era una institutriz mientras que la autora trabajó primero como actriz en Australia y Nueva Zelanda y luego como periodista y escritora. Y se dice que fue un hecho real protagonizado por ella lo que dio origen a Mary Poppins.

Su madre estaba tan desesperada por la muerte de su marido que una noche de tormenta corrió hacia un arroyo cercano gritando que se iba a tirar a él para acabar con su vida. Al ver el pánico de sus dos hermanas pequeñas, Helen empezó a contarles la historia de un caballo mágico, capaz de galopar por los mares y de volar por los aires. La historia creó el efecto que ella buscaba: transformar en calma la preocupación de las pequeñas.

Julie Andrews interpretando a Mary Poppins en 1964.
Julie Andrews interpretando a Mary Poppins en 1964.Courtesy Everett Collection

En 1934, ya viviendo en Inglaterra, publicó la primera de las ocho entregas de Mary Poppins, una institutriz capaz de volar con su paraguas y llevar a su paso calma y alegría. Fue un éxito de público inmediato.

Tan grande, que Walt Disney quiso convertirlo en película. Ella se resistió durante años a sus propuestas, pero finalmente cedió a cambio de 100.000 dólares (equivalentes en la actualidad a más de dos millones de euros) y el control sobre el guión. Pero Disney se hartó pronto de sus constantes exigencias, acabó prohibiéndole su entrada en los estudios y no la invitó al estreno, en 1964. Sin embargo, dice la leyenda que ella consiguió colarse y lloró en la oscuridad por lo que vio. En especial por las secuencias de dibujo animados y por el papel del protagonista masculino, Dick van Dyke. Amiga personal de la protagonista femenina, Julie Andrews, Travers achacó los problemas de ese personaje al director en lugar de renegar de la actriz.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_