Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Galicia estrena su primera línea de alta velocidad

El Partido Popular se compromete a finalizar el trazado hacia Madrid

Galicia estrena tren de alta velocidad regional. El ministro de Fomento en funciones, José Blanco, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y el presidente del Principado de Asturias, Francisco Álvarez Cascos, presidieron un acto de inauguración marcado por un discurso político muy cordial. Los alcaldes de Ourense, Santiago de Compostela y A Coruña, las tres ciudades que desde este fin de semana están unidas por la alta velocidad, aludieron constantemente a que el nuevo ferrocarril debe ser un proyecto que una y no separe.

Las palabras de estos regidores gallegos se sitúan en la polémica surgida en el marco de la negociación para el traspaso de poderes, donde los populares demandaron al Gobierno socialista en funciones que no adjudicase ni licitase nuevos contratos. La sombra de una paralización sine die ha sobrevolado declaraciones de todos los colores políticos durante la última semana. Alberto Núñez Feijóo, a pesar de haber reconocido esa paralización y de asegurar que ve "lógico" que sea el Gobierno de Mariano Rajoy el que finalice las adjudicaciones, se ha comprometido a reclamar al nuevo Gobierno popular que finalice las obras, de la misma forma que lo hizo con el socialista.

En su discurso, José Blanco aseguró que confía en que el nuevo gobierno del PP cumpla su palabra. En declaraciones a EL PAIS aseveró que "hoy no toca hablar de qué hará el PSOE si Rajoy paraliza las obras" porque él "no es el presidente". Quien sí mostró alguna duda sobre el compromiso de los populares fue el secretario general de los socialistas gallegos, Manuel Vázquez. "Vamos a pensar que lo cumplen", manifestó a los periodistas. El socialista matizó que es un día para felicitaciones, pero en el contexto de que el PP anuncia una cosa en Galicia y en Madrid pide otra, insistió en que "quiere creerse lo que dice Feijóo".

La construcción de esta infraestructura que une Ourense, Santiago y A Coruña suma 150 nuevos kilómetros de alta velocidad y ha supuesto una inversión de más de 3.300 millones de euros. Casi la mitad de las vías construidas son túneles o viaductos. Por rematar queda el trazado entre la ciudad de Ourense y la provincia de Zamora: aún quedan por adjudicar 870 millones de euros, así como otros 1.400 por licitar.

A partir del domingo 11 de diciembre se reduce el tiempo de viaje en más de una hora entre Ourense y A Coruña y en cerca de una hora entre Ourense y Santiago. El viaje entre A Coruña y Santiago pasará de 35 a 28 minutos. Renfe pondrá en circulación 10 servicios Avant (cinco por sentido) entre Ourense y Santiago, de los cuales cuatro (dos por sentido) circularán hasta y desde A Coruña. La oferta de lunes a viernes será de 2.800 plazas.

En el segundo trimestre de 2012 entrarán en servicio los nuevos trenes Alvia Híbridos, lo que supondrá una nueva mejora de otros 30 minutos adicionales en el trayecto entre Galicia y Madrid.