Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU reconoce el legado artístico de Meryl Streep

Barack Obama premia a la actriz y a destacadas personalidades de la cultura en el Kennedy Center

La actriz Meryl Streep y el cellista Yo-Yo Ma saludan desde el balcón del Kennedy Center acompañados por Michelle y Barack Obama.
La actriz Meryl Streep y el cellista Yo-Yo Ma saludan desde el balcón del Kennedy Center acompañados por Michelle y Barack Obama. JACQUELYN MARTIN (AP)

Acostumbrada a causar admiración en Hollywood, el domingo, Meryl Streep, de 62 años, parecía honestamente sorprendida de que en esta ocasión fuera Washington, la capital mundial del poder, quien se rendía ante ella. Pero, según recordó el propio presidente norteamericano, Barack Obama, Streep merecía el premio que se le concedía, la medalla honorífica del Centro Kennedy de la capital estadounidense, en reconocimiento a una de las carreras más brillantes del mundo del cine, con más de 45 películas, 16 nominaciones a los premios Oscar y dos estatuillas ganadas hasta el momento.

"Cuando un periodista le preguntó a Clint Eastwood por qué había elegido a Meryl Streep para protagonizar Los puentes de Madison, se encogió de hombros y dijo: 'Es la mejor actriz del mundo", dijo Obama en una recepción en la Casa Blanca. "Meryl ganó dos oscars en cuatro años [1979 y 1982]. Luego cumplió 38 años, lo que, según entendemos aquí en Washington y según Meryl, es la fecha de caducidad de las actrices de Hollywood. Ella recuerda haberle dicho a su marido entonces: 'Se acabó'. Es una suerte que su carrera no se acabara entonces".

Streep, que ahora estrena un biopic sobre Margaret Thatcher, ha interpretado todos los papeles posibles, algunos de ellos muy representativos de la capital norteamericana: una senadora, una periodista política y, tal vez el más aclamado de todos ellos, la mujer del periodista Carl Bernstein, famoso por destapar el caso Watergate, en Se acabó el pastel (1986). En aquel largometraje interpretaba a la escritora Nora Ephron, que era, además la autora del guión. Ephron estuvo en la cena que la Secretaria de Estado Hillary Clinton celebró el sábado en honor de Streep y los demás galardonados por el Kennedy Center.

En aquella recepción, Ephron planteó lo inevitable: que Streep interprete algún día a Clinton. "Cuando la conozcas esta noche", le dijo Ephron a Clinton, "estoy segura de que pensarás que es encantadora. Pero lo que hará es impregnarse de ti. Y algún día, verás que protagoniza una película sobre tu vida, y descubrirás con horror que ella es mucho mejor protagonizando tu vida que tú misma". Otros artistas que en el pasado colaboraron con Streep tomaron parte en el homenaje celebrado en el Kennedy Center. Entre ellos estaban Anne Hathaway, Kevin Kline y Stanley Tucci.

Otro miembro de la nobleza del cine, Robert DeNiro, tomó el escenario para explicar que Meryl Streep merecía el premio no sólo por las veces en que ganó premios, sino también por las ocasiones en que los perdió. "Un factor que reduce la media de triunfos de Meryl es que tiene que competir con Meryl Streep. Por ejemplo, el año pasado tuvo que competir contra ella misma, y su interpretación en Julie & Julia acabó ganando a su interpretación en No es tan fácil. Meryl tuvo una forma de perder muy digna", bromeó.

Junto con Streep, el Kennedy Center, que entrega estas medallas desde 1978, homenajeó a los cantantes Neil Diamond y Barbara Cook, al saxofonista Sonny Rollins y al violoncelista Yo Yo Ma.