Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La moda británica se rinde ante Sarah Burton, Stella McCartney y Victoria Beckham

A través de su diseñadora, Alexander McQueen se hace presente en los British Fashion Awards

Cómo no ser nombrada la mejor diseñadora del año en tu propio país si has sido la responsable de confeccionar el vestido de novia de la futura reina. La ecuación fue correcta y, tras aprobar con la máxima distinción la prueba en la boda de Kate Middleton y el príncipe Guillermo, Sarah Burton, de la firma de Alexander McQueen, consiguió ayer el mayor reconocimiento de los British Fashion Awards, que también galardonaron el trabajo de Victoria Beckham y Stella McCartney.

Con 36 años, Sarah Burton ha sido la encargada de seguir con el legado del fallecido diseñador Alexander McQueen tras su muerte el año pasado y su buen desempeño le ha valido el premio más esperado por sus colegas año a año. Pero el reconocimiento a la mejor marca del año recayó sobre un nombre que tal vez no se lo esperaba, el de la incipiente Victoria Beckham, que venció a gigantes como Burberry y Tom Ford y que consolida su firma, creada en 2009, cada vez más como una diseñadora de renombre mundial.

Por su parte, Stella McCartney consiguió el premio alfombra roja en la ceremonia celebrada en el hotel Savoy de Londres, mientras que el escocés de 29 años Christopher Kane se hizo con el premio New establishment, que reconoce el talento más sorprendente de la industria. El veterano Paul Smith, en tanto, recibió un reconocimiento a su carrera, durante la que ha logrado fundar 14 tiendas en Reino Unido y otras 35 alrededor del mundo.

Entre los invitados de una de las veladas más chic londinenses, que se llevó a cabo en el hotel Savoy, se encontraban conocidísimas caras de la moda, como Kate Moss y Marc Jacobs, pero también estrellas de Hollywood, actores y actrices ingleses y hasta la mujer del primer ministro británico, Samantha Cameron.