Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El exgerente de Emarsa admite que hizo viajes con su familia con cargo a la empresa pública

Cuesta asegura que el alcalde de Manises, entonces presidente de la entidad, autorizó los pagos

El exgerente de Emarsa Esteban Cuesta ha declarado de nuevo hoy en el Juzgado de Instrucción número 15 de Valencia, encargado de investigar el presunto fraude en la gestión de la depuradora de Pinedo, y ha admitido ante el juez que hizo diferentes viajes con su familia con cargo a los fondos de la empresa pública. Según Cuesta, el expresidente de la entidad metropolitana de saneamiento (responsable también de la depuradora), Enrique Crespo, autorizó ese gastó. El alcalde de Manises y vicepresidente de la Diputación de Valencia también ha sido imputado por el agujero de más de 17 millones de euros en Emarsa, que fue disuelta el año pasado. Aunque aún no ha prestado declaración, ha rechazado en varios comunicados la responsabilidad en la gestión que le achaca el exgerente.

Cuesta ha acudido a prestar declaración en esta causa -abierta por delitos de estafa, malversación y delitos societarios- varias veces, pero todavía no se ha dado por concluida su comparecencia. El exgerente ha señalado a Crespo como responsable del descontrol en Emarsa. El origen del procedimiento fue una denuncia del PSPV en octubre de 2010. Los socialistas denunciaron que Emarsa acumulaba un déficit de al menos 16 millones de euros, además de contratos no justificados por valor de unos 32 millones.

En su comparecencia de hoy, Cuesta ha señalado, respecto a un viaje a París en agosto de 2007 con su mujer y sus hijos, que como nunca tenía un mes entero de vacaciones, le pidió permiso a Crespo para cargar los gastos a Emarsa, y este se lo concedió.

Preguntado por si Crespo le concedía el permiso para hacerlo con cargo a sus fondos particulares o a Emarsa, ha manifestado textualmente: "El presidente sabe que lo hacía con cargo a los fondos de Emarsa y era una especie de pago en especie". No obstante, ha indicado que no tiene ningún justificante de esta autorización, y tampoco de otros viajes, muchos de ellos a Andorra con cargo también a su entidad. Sobre ellos ha dado la misma explicación que la ofrecida por el viaje a París. También se fue a Málaga en agosto de 2008 de la misma manera, o a Madrid con su hermano y con su hijo. Sin embargo, hay de otros viajes de los que Cuesta no se acuerda o desconoce, como uno a Estocolmo de febrero de 2009, que no recuerda. Preguntado por otro viaje a Bilbao, ha manifestado que no lo hizo y que solo ha estado allí en una ocasión con el jefe de planta para ver una feria relacionada con tecnología. Junto a estos, hay otros viajes que ha justificado por razones de trabajo.

El juez también ha pedido aclaraciones sobre facturas emitidas a cargo de Emarsa por Viajes Benimamet, pero que que nada tienen que ver con viajes o alojamientos, sino que se corresponden con la compra de entradas para la fórmula uno o el Open 500 de Tenis. Cuesta ha afirmado que no tenía ni idea de estas facturas.

Por otro lado, ha insistido en que él desconocía que se estuvieran falsificando facturas por parte de algunas empresas como Ageiron o Arrima.