Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil inspecciona la sede de la Policía de Alcorcón

Los agentes del instituto armado han sido requeridos por el Ayuntamiento tras la destitución del jefe Sergio Ruiz Platero.- El Consistorio quiere que los agentes comprueben si hay armas ilegales

Agentes de la Intervención de Armas han registrado esta mañana la sede de la Policía Municipal de Alcorcón (Madrid) tras recibir una petición del Ayuntamiento de la localidad para que inspeccionara todas las armas que estaban en estas dependencias. Este registro se produce unos 10 días después de que el jefe de este cuerpo, Sergio Ruiz Platero, fuera apartado del servicio de manera cautelar tras haberle incoado tres expedientes por faltas graves.

Los agentes han entrado alrededor de las once de la mañana y se han dirigido al armero para ver qué armas posee la Policía Municipal y si están todas legalizadas -si tienen la correspondiente guía de pertenencia y están dadas de alta ante la intervención de armas-. Fuentes policiales han explicado a este periódico que se han llevado un lanzador de pelotas utilizado para disolver altercados en la calle.

Este arma fue usada durante los disturbios del comienzo de los festejos patronales para disolver unos disturbios protagonizados por unos 300 jóvenes junto al recinto ferial. También se han llevado cartuchos de punta hueca para saber si eran legales o no. Estas balas solo se utilizan, según fuentes municipales, para formación de los agentes y no la llevan nunca en sus armas reglamentarias cuando están de servicio.

Un portavoz del Ayuntamiento ha negado que se trate de una inspección por parte de los máximos responsables de la Intervención de Armas de la Comandancia de la Guardia Civil, con sede en Tres Cantos. Ha asegurado que es "una reunión rutinaria" con los mandos de esta unidad para tratar el temas de las armas y cuáles son más correctas para el uso.

Fuentes de la Guardia Civil han desmentido este extremo y han constatado que se trata de una petición expresa del Ayuntamiento de Alcorcón para inspeccionar su armamento. "Nosotros no podemos inspeccionar ninguna dependencia municipal si no recibimos la autorización pertinente o el preceptivo mandamiento judicial", han señalado esas fuentes.

Este registro se enmarca dentro de la campaña iniciada por el equipo de gobierno del PP contra Sergio Ruiz Platero. Este denunció a mediados de septiembre coacciones y acoso en el ámbito laboral por parte del primer teniente de alcalde, Óscar Romera, y el concejal de Seguridad, Antonio Sayago. Ambos le dijeron, según el mando policial, que se marchara de la policía porque no contaban con él o que le echarían "por las buenas o por las malas". Los dos decían hablar en nombre del alcalde. El pasado martes más de un centenar de personas dio una sonora pitada al equipo de gobierno municipal en la plaza del Ayuntamiento, justo cuando se reunía la junta de gobierno.