Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Hemos tratado de no crear males mayores"

Una hora antes de la carga policial, la delegada del Gobierno en Madrid justifica en la SER el bloqueo de Sol en que se trató de evitar que los indignados volvieran a tomar la plaza

La delegada del Gobierno en Madrid, Maria Dolores Carrión, ha roto el silencio institucional que durante tres días ha mantenido sobre el dispositivo conjunto que está llevando a cabo con el Ayuntamiento de la capital para impedir que el Movimiento 15-M vuelva a ocupar alguna plaza de la ciudad, sobre todo la de la Puerta del Sol. Carrión ha justificado el desalojo de los indignados y el bloqueo de la plaza en que se trató de evitar que volvieran a tomarla.

"No se puede desalojar un lugar por la mañana y que por la noche se reproduzca la situación. Hay que poner los medios para evitar que eso vuelva a reproducirse", ha dicho la delegada en la cadena SER, poco antes de que se produjera la carga policial que dejó anoche 20 heridos, siete de ellos policías, y cinco detenidos. "Hemos tratado de no crear males mayores", ha añadido la responsable del Ejecutivo en Madrid, que afirma que se ha actuado "siguiendo criterios de proporcionalidad y oportunidad".

Carrión ha explicado también por qué se escogió el pasado martes como fecha del desalojo de la Puerta del Sol: "A principios de agosto nos parecía que era el momento más oportuno para causar el menor perjuicio posible al conjunto de los ciudadanos, a las autoridades, a los transeúntes, a los comerciantes". Los indignados habían relacionado el momento elegido con la próxima visita del Papa, del 16 al 21 de agosto. Dolores Carrión no ha respondido a la pregunta de si había recibido presiones del Ayuntamiento para actuar por la visita del Papa.

La delegada confía en que se restablezca pronto la normalidad en Sol, aunque no precisa cuándo terminarán los cortes de metro y de accesos. "Todas las cosas tienen su proceso lógico y se irán adoptando las medidas que en cada caso resulten oportunas, que obviamente no van a ser siempre la de cerrar el metro y los accesos".

El bloqueo de la plaza ha sido cuestionado el principal sindicato de la policía. El secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP), José Manuel Sánchez Fornet, aseguró ayer que se han producido "errores políticos" al impedir el derecho a la libre circulación de los ciudadanos. "Alguien se ha empeñado en que como los indignados han tomado la Puerta del Sol como un símbolo, pues nosotros también tenemos que tomarla como demostración de que no les vamos a dejar instalarse allí", afirmó Fornet. A través de un comunicado, el SUP ha pedido que se busque un término medio entre dejar libre acceso a la plaza y no permitir que se instalen tiendas de campaña: "No podemos pasar de permitir una acampada chabolista durante meses a cortar el libre tránsito por la plaza, desviando los autobuses, cerrando el metro y acordonando la zona como si fuera el Congreso de los Diputados el 23-F".