Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal mantiene la pena de 268 años de cárcel para el sobrino de Troitiño

Jon Joseba colocó dos bombas en sendos hoteles de Alicante y Benidorm.- Va ser juzgado por el mismo tribunal que excarceló a su tío

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que el pasado 13 de abril dejó en libertad al etarra Antonio Troitiño al aplicarle erróneamente la doctrina del Tribunal Constitucional del doble cómputo de la prisión provisional, juzga desde el martes a su sobrino Jon Joseba Troitiño Cira, Fredo.

La Fiscalía mantiene para Troitiño Cira 268 años de cárcel por la colocación junto a otro miembro de ETA, Asier Eceiza, de dos bombas que explotaron en dos hoteles de Alicante y Benidorm en julio de 2003. El ministerio público lo acusa de dos delitos de estragos terroristas (17 años por cada uno), seis delitos de asesinato terrorista en grado de tentativa contra miembros de las Fuerzas Armadas (19 años en cada caso) y ocho delitos de tentativa de asesinato (15 años cada uno).

El fiscal Luis Barroso ha elevado a definitiva su petición de prisión para Troitiño Cira y ha sostenido que el acusado cometió los atentados "con ánimo de ocasionar el mayor número de daños y matar a agentes de la autoridad". Por su parte, la acusación particular, que representa a dos víctimas, ha reclamado, además de la pena de cárcel, que Troitiño sea condenado a pagar 500.000 euros en concepto de responsabilidad civil, ya que durante la vista oral ha habido "todo un rosario de pruebas que han roto la presunción de inocencia" del acusado.

Troitiño Cira nació en el barrio donostiarra de Intxaurrondo el 2 de enero de 1980. Fue detenido en julio de 2005 por la policía francesa en el aparcamiento de un centro comercial en Brive la Gaillarde (entre París y Toulouse). Fredo, además de sobrino de Antón Troitiño, es hijo de Domingo Troitiño, otro destacado miembro de la banda terrorista que intervino en una de las mayores matanzas de ETA, la del centro comercial Hipercor en Barcelona.

Su tío sigue en paradero desconocido después de que el mismo tribunal que lo juzgara, formado por los jueces Anfonso Guevara, Guillermo Ruiz Polanco y María de los Ángeles Barreiro, revocara, menos de seis días después, la excarcelación que ellos mismos acordaron. En esta segunda ocasión tuvieron en cuenta una sentencia del Tribunal Supremo que obligaba a restar los periodos de prisión provisional de cada una de las condenas del etarra Trotiño (condenado a más de 2.000 años por la comisión de 22 asesinatos) y no del máximo legal del cumplimiento de la pena, 30 años, que es la interpretación que siguieron en un primer momento para determinar su puesta en libertad.

Antón Troitiño continúa en busca y captura desde el pasado 19 de abril. Hoy esos mismos magistrados son los que juzgarán a Troitiño Cira que en el momento de su detención estaba en contacto con el entonces jefe de ETA, Garikoitz Aspiazu, Txeroki. Precisamente hoy, el exdirigente etarra también será juzgado en la Audiencia por el intento de asesinato en enero de 2002 de Enrique de Ybarra e Ybarra, actual vicepresidente de Vocento. Txeroki llegó ayer de Francia. Será la primera vez que el terrorista se siente en el banquillo de los acusados en España, después de que fuera detenido en la localidad francesa de Cauterets en noviembre de 2008.