Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero: "Al PP solo le faltó decir que los inmigrantes apestaban"

El PSOE ruega a sus militantes que convenzan a los desencantados o vendrá "la extrema derecha".- Los socialistas, como Rajoy ayer, tampoco llenan la plaza de toros de Zaragoza.- El presidente anuncia más dinero para becas

Al igual que Rajoy ayer, aunque con menos trampas -las pancartas no cubrían parte de los graderíos y había un escenario sobre el ruedo, en lugar de dos- Zapatero no ha logrado llenar hoy la plaza de toros de Zaragoza para el mitin de ecuador de campaña. El alcalde de la ciudad, Juan Antonio Belloch, el presidente de Aragón durante 12 años, Marcelino Iglesias, la candidata a sucederle, Eva Almunia, y el propio Zapatero, han hecho constantes llamamientos a los asistentes al mitin para que salgan a convencer a los desencantados y los indecisos. "Tenemos un problema. No hemos movilizado al 100% del electorado", dijo el primero. "Necesitamos que salgáis todos a votar, y vuestros familiares, amigos, gente del pueblo...", insistió Iglesias. "¡Quedan 120 horas!", añadió Almunia. Zapatero remató asegurando que "están en juego las políticas del día a día, las más importantes". "Hay partido". "Los progresistas tenéis una responsabilidad muy grande, todos los que pensáis que no puede gobernar alguien que habla así de los inmigrantes".

El presidente del Gobierno ha recordado durante su intervención las palabras de los dirigentes del PP catalán asegurando que los inmigrantes habían vuelto a traer a España enfermedades erradicadas. "Casi les faltó decir que apestaban. Es indignante", ha añadido. Una vez más, ha recordado que Rajoy ha perdido dos veces contra él. "Sé que ayer estuvo aquí y se pegó una panzada hablando de mí y que preguntaba: '¿Quién es muy malo?' y que le contestaban: 'Zapaterooooo', pero no les hizo una pregunta que explica todas las demás: quién le ganó las dos últimas elecciones. Rajoy celebra las campañas y los mítines porque no puede celebrar las elecciones. ¿Sabéis cuál es su problema? Que ni fu ni fa, ese es su proyecto político".

Zapatero, al igual que Iglesias, Almunia y Belloch, ha insistido en que quedarse en casa el 22-M equivale a que vuelva la extrema derecha, "el modelo del ladrillo"y "la injusticia social". El presidente ha hecho repaso a las leyes sociales de su Gobierno, en particular, la de dependencia, y a las inversiones del Plan E, afeando a los alcaldes populares que cojan el dinero , vendan las obras que han hecho con él durante la campaña, pero en cambio critiquen el fondo facilitado por el Gobierno y que en Aragón se ha materializado en 2.900 obras. Además, ha dedicado buena parte de su discurso a la edudación. Recordó que el Gobierno había concedido a 400.000 jóvenes "becas que cambian la vida" y anunció que el próximo viernes aprobará la convocatoria para el curso que viene con un incremento de un 5%.

También se ha dirigido a Aznar: "Está todo el día hablando. Ayer me comparaba con Hugo Chávez y Fidel Castro. Tiene un buen ojo clínico. Pero después de lo que dijo de Gadafi cualquier opinión de Aznar sobre un líder no vale nada".

Los asistentes al mitin le gritaban: "¡Dale caña, Zapatero!". También hubo gritos a la República. Al salir todos se iban con la lección bien aprendida: "Hay que sacar de casa a todo el mundo el 22-M". El PSOE sabe que su electorado, a siete días de las elecciones, está todavía muy desmovilizado.