Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lorca se queda sin iglesias

Los 13 templos católicos de la ciudad están cerrados al sufrir daños estructurales. -Decenas de niños estaban citados media hora después del seísmo en la iglesia de Santiago, cuyo techo se ha desplomado

Campanario destrozado de una de las iglesias de Lorca que han quedado seriamente dañadas por los efectos del terremoto.
Campanario destrozado de una de las iglesias de Lorca que han quedado seriamente dañadas por los efectos del terremoto. GETTY

Tembló la tierra en Lorca y el crucero de la iglesia de Santiago se desplomó y aplastó un edificio colindante. Y el coro también. Y el campanario de la de San Diego se vino abajo ante las cámaras de televisión. Y la cúpula de la de Santo Domingo giró sobre sí misma, destrozando los frescos que la adornan. Y parte de la fachada de la de San Mateo se desprendió sobre el atrio. Y la cúpula de la capilla de Nuestra Señora del Rosario se desplazó lateralmente tras ser seccionada. Y la de San Francisco quedó brutalmente dañada. Tanto o más que la del Carmen. Una a una, las 13 iglesias que pueblan Lorca quedaron heridas de gravedad, heridas que en algunos casos van a resultar mortales. Porque en todas figura dibujado desde ayer un círculo rojo, el código que los técnicos utilizan para señalar que el edificio sufre daños estructurales. Que se puede caer en cualquier momento. Que se prohíbe la entrada.

Pero pudo ser peor. Y no lo fue por 30 minutos.

Francisco Fructuoso, vicario general de Lorca, resopla y da gracias a Dios. ¿Por qué lo hace? Porque de su retina no se escapa la imagen de la iglesia de Santiago, cuyo techo descansa en el suelo. "Ese techo", explica el vicario, "cayó sobre la nada. Pero si el terremoto se hubiera producido media hora después, apenas media hora después, habría caído sobre decenas de chicos y chicas".

Porque el miércoles por la tarde, decenas de chicos y chicas estaban citados en la iglesia de Santiago para continuar con los preparativos de su primera comunión. "No me lo quiero imaginar", sentencia don Francisco, que confirmó los inmensos daños que el terremoto ha provocado en todos los templos católicos. "Todas las iglesias están dañadas y todas permanecen cerradas. Y no sabemos hasta cuándo. Un equipo de arquitectos nos pasará el informe el lunes y veremos la forma de actuar. De momento, aún estamos en estado de shock".

Ninguna iglesia abrirá el próximo domingo. Ni el otro. Ni el otro, quizá. Por eso, desde la diócesis se busca la manera de no dejar a los fieles católicos sin los servicios religiosos. "Intentaremos habilitar un espacio para el domingo". ¿Y las primeras comuniones, previstas como estaban para estas fechas? "Alguna solución encontraremos", se resigna el vicario de una ciudad cuyo centro, en el que están la mayoría de las iglesias, es Bien de Interés Cultural con categoría de conjunto histórico.

El 1 de noviembre de 1755 un terremoto, seguido de un maremoto y un colosal incendio, destrozó Lisboa. Cuentan los escritos de entonces que murieron entre 60.000 y 100.000 personas. Eran las 10 y 16 minutos del día de Todos los Santos. Miles de personas quedaron sepultadas en las iglesias. Había misa de 10.