Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Catástrofe en el Pacífico

Zapatero anuncia que el Gobierno revisará la seguridad de las nucleares españolas

El presidente dice que hay una "preocupación seria con lo que está ocurriendo en Japón".- Sebastián asegura que España "tiene un gran historial de solvencia".- Llamazares avisa al Ejecutivo: "Les va a pasar como con la crisis"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos sobre la seguridad de las centrales nucleares españolas y ha comparecido de forma inusual ante los periodistas en el Congreso de los Diputados. El presidente ha asegurado que no existe un riesgo de accidente similar a la de Japón pero, no obstante, ha ordenado al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) la revisión de todas las instalaciones de este tipo en España. "Todos sabemos cuáles son las condiciones geográficas de nuestro país", ha dicho el jefe del Ejecutivo, "hay motivos para mantener la tranquilidad sobre la seguridad de nuestras centrales".

El análisis empezará por la de Cofrentes, cuya actividad fue prorrogada diez años justo la víspera del terremoto y tsunami de Japón. "Se trata de asegurarnos más" de que las centrales son seguras, ha explicado el presidente.

Zapatero ha recordado que ayer la UE pidió a los países miembro reforzar la información sobre las centrales "con informes más exigentes que se han venido realizando hasta ahora". En relación a las declaraciones del comisario de Energía, el alemán Günther Öttinger, que ayer habló de "apocalipsis" en relación a los sucesos de Japón, Zapatero ha pedido "contención".

Según el presidente, el análisis que realizará el CSN evaluará los riesgos sísmicos y de catástrofes. "Japón es una experiencia para extraer conclusiones y medidas científicamente avaladas", ha asegurado el presidente, para añadir que la "preocupación con lo que está ocurriendo es seria". Zapatero, sin embargo, ha asegurado que lo más importante es la situación de los japoneses: "Es la gran prioridad".

No obstante, el presidente ha pedido que no se utilice estos hechos para debatir sobre el futuro de la energía nuclear. "Los expertos dicen que es fundamental tener un relato" de lo ocurrido en Japón, "saber porqué no ha habido capacidad para que los sistemas alternativos de refrigeración no hayan funcionado", ha recalcado.

Por último, Zapatero ha asegurado que el Gobierno "facilitará" la salida de Japón a todos los españoles que lo deseen, aunque ha negado que el Ejecutivo pueda decir "que es imprescindible salir de allí" si hace caso a la información dada por las autoridades japonesas.

"Les va a pasar como con la crisis"

Antes, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, en respuesta al diputado Gaspar Llamazares (IU), aseguraba en el Pleno del Congreso que las centrales españolas "son seguras" y que estas "medidas adicionales" se adoptan "para incrementar las condiciones de seguridad".

Sebastián aprovechaba la pregunta de Llamazares para anunciar la revisión de "todos los sistemas de seguridad de las centrales" nucleares españolas, así como el desarrollo de "un estudio sísmico complementario" y otro "sobre el peligro de inundación", con especial atención en la central de Cofrentes, que ha recibido recientemente permiso para prolongar diez años más su vida.

El titular de Industria ha insistido en que "no es el momento" de abrir un debate sobre la energía nuclear.

El diputado de IU, por su parte, ha avisado al Ejecutivo de que "le puede suceder como con la crisis" económica: "Cuando quiera reaccionar, será tarde". En opinión de Llamazares, al Gobierno español le ha adelantado la UE, "que va a poner en marcha unos stress test de las centrales", e incluso la canciller alemana, Angela Merkel, que ayer mismo anunció su intención de paralizar las centrales más antiguas hasta que revisen su estado.

El ministro de Industria, por su parte, ha defendido que España "tiene un gran historial de solvencia" y que para el Ejecutivo la seguridad nuclear "es una prioridad" con independencia de las consecuencias de la catástrofe de Japón.

Sebastián ha insistido en que "no es el momento" de abrir este debate, una idea que ha repetido el Gobierno en diversas ocasiones y que ha lamentado Llamazares en su réplica. "¿Quién es el Gobierno para decidir qué debatimos o no?", ha preguntado. El diputado de IU ha acusado al Ejecutivo y al CSN de lanzar "propaganda pronuclear" con argumentos "que han quedado destrozados en horas".