Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

China suspende temporalmente la construcción de nuevas centrales nucleares

El Gobierno de Pekín, que lidera los proyectos de nuevas plantas en el mundo, da un frenazo a sus ambiciones nucleares tras el desastre de Fukushima

Situación de los reactores de la central de Fukushima afectados por el terremoto y el tsunami.
Situación de los reactores de la central de Fukushima afectados por el terremoto y el tsunami. EL PAÍS

El desastre nuclear en Japón está obligando a muchos países a replantear su política nuclear. Después de que Alemania anunciara el cierre temporal de siete plantas y una moratoria de tres meses sobre la vida útil de los reactores, China ha decretado hoy la suspensión de la construcción de nuevas plantas nucleares y la revisión de la seguridad en las centrales que mantiene en funcionamiento.

Pekín está a la vanguardia del mundo en su apuesta por la energía nuclear y este anuncio supone un frenazo a sus ambiciones atómicas. Tras una reunión presidida por el primer ministro Wen Jiabao, el Consejo de Estado (Ejecutivo chino) ha decretado nuevos y mayores controles de seguridad en las plantas existentes. Al mismo tiempo, ha intentado tranquilizar al pueblo chino al descartar cualquier riesgo de contaminación por la fuga radiactiva en Fukushima. "No va a afectar a la salud de nuestra población", ha asegurado.

"Suspenderemos temporalmente los proyectos de nuevas plantas nucleares, incluidas aquellas en fases preliminaries de desarrollo", reza el comunicado divulgado tras la reunión. "Debemos de ser conscientes de la importancia de la seguridad, y de que en el desarrollo de la energía nuclear la seguridad debe ser la principal prioridad". El Consejo de Estado también ha reclamado el uso de los "más avanzados estándares de seguridad" a la hora de proceder a la evaluación de la seguridad de las plantas nucleares en construcción.

China ha hecho una apuesta firme en la última década por la energía nuclear para reducir su dependencia del carbón. Actualmente cuenta con trece centrales nucleares activas en cuatro complejos distintos y está construyendo 28 nuevos reactores, que representan el 40% del total en construcción en todo el mundo.