Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero: "Rajoy solo dice que hay que hacer un plan energético como Dios manda. Pues que hable con Dios"

El presidente del Gobierno defiende sus propuestas de ahorro y critica al líder del PP: "Estamos esperando que diga alguna medida"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha defendido hoy el plan de ahorro y eficiencia energética que aprobó el pasado viernes el Consejo de Ministros, razonando su necesidad ante la posibilidad de una crisis energética por el conflicto en Libia ("entonces se nos estaría criticando que no hicimos nada"). Pero sobre todo, lo ha hecho cargando contra aquellos que lo censuran:

"Hemos hecho un plan, con 20 medidas, y estamos esperando a que el PP diga una sola. Le he oído a [Mariano] Rajoy que hay que hacer un plan como Dios Manda, y yo le pido que entonces hable con Dios, porque como está esperando que alguien le diga lo que hay que hacer..."

Y siguió: "Un plan como Dios manda. Eso sí que es una propuesta coherente, pensada, artículada y de largo alcance... Un plan como Dios manda. Ya sabemos que el Gobierno hace las medidas para ser críticas, pero al menos que haya un contraste". Zapatero respondía a las preguntas de los periodistas en la rueda de prensa conjunta tras su encuentro con el presidente chileno, Santiago Piñeira.

Declinó responder si España está preparada para tener una jefa de Gobierno ("no es el día más apropiado, y menos aquí, en Moncloa hablar de ese tema"), y comentó el estado de salud de su vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba (se encuentra mejor, bastante mejor y espero que esta tarde pueda ver el partido del Barcelona con el Arsenal y eso sea una ayuda para la recuperación; es muy trabajador y en cuanto se encuentre bien se reincorporará").

"Seguimos con la guardia muy alta, haya o no tregua de ETA"

Sobre las informaciones publicadas a cuenta de la detención del último comando de la banda terrorista ETA y sus intenciones de atentar contra las Torres KIO de Madrid o contra el lehendakari, Zapatero afirmó: "Debo ser prudente, dejemos que el tiempo vaya decantando [esos datos] adecuadamente".

Y añadió: "La detención de este comando ha tenido una gran importancia operativa. Conozco desde cuánto tiempo se viene trabajando en la búsqueda de este comando, el esfuerzo que se ha hecho, y esto pone de manifiesto que la superioridad del Estado de derecho es tranquilizadora para el conjunto de la opinión. Con detención o sin detención, con la información de la que dispone el Ministerio del Interior, la conclusión es siempre la misma: ETA sólo tiene un destino, acabar cuanto antes, de manera definitiva, eso significa desparecer, hacer desaparecer de nuestras vidas esas siglas. No vamos a parar hasta conseguirlo, y se va a conseguir. Eso es más allá de las treguas, los comunicados, las declaraciones políticas de unos y otros, es una voluntad muy fuerte del país que lidera el Gobierno. Cuanto antes sean plenamente conscientes de esta realidad, que no va a cambiar, antes llegarán a ese destino final que es el desistimiento y la desaparición. Con tregua o sin tregua, seguimos con la guardia muy alta y la confianza cada día más fuerte en el fin de la violencia".