Interior solicitó una "exhaustiva" investigación policial para que el Supremo decida sobre la ilegalización de Sortu

Rubalcaba asegura que el Gobierno mantiene al PP "perfectamente" informado y dice que no está por "una competencia de músculo político" sino por "la unidad"

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad el Estado trabajan desde el pasado miércoles en un "exhaustivo informe" sobre el nuevo partido de la izquierda abertzale, Sortu, que será remitido a Fiscalía General y Abogacía del Estado en cuanto esté concluido para que puedan presentar sus alegaciones ante el Tribunal Supremo sobre la ilegalización o no de la nueva Batasuna.

Esta información, aportada hoy por el vicepresidente primero y ministro del Interior en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la sabe "perfectamente" el Partido Popular ya que el Gobierno "es "absolutamente transparente" con ellos en este tema, según Alfredo Pérez Rubalcaba.

El vicepresidente ha explicado que el Ministerio del Interior "no va a registrar" a Sortu porque "es una continuación de la ilegalizada Batasuna", pero ha recordado que es el Supremo quien legaliza o ilegaliza. Así, el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, pidió el mismo día del registro de Sortu a Policía y Guardia Civil que recopilaran toda la información para que Fiscalía y Abogacía del Estado hagan sus alegaciones a la inscripción de Sortu.

Más información
Zapatero confía en la independencia judicial
El PP presiona pese a que el Gobierno le prometió llevar a Sortu al Supremo
El PP romperá con el Gobierno si permite que Sortu esté en las elecciones
Policía y Guardia Civil coinciden en que Sortu es "un instrumento de Batasuna" y un "proyecto de ETA"
Interior sostiene que Sortu se ha creado "bajo control directo de ETA"
Sortu asegura que su legalización "acelerará" el fin de ETA

Rubalcaba ha recordado que los plazos vienen fijados por ley, aunque ha anticipado que Interior no agotará el suyo: "Esto no nos ha pillado desprevenidos", ha asegurado, "por lo que el trabajo está muy avanzado".

El vicepresidente ha aprovechado para insistir en que "de todo esto está informado el PP" y ha calificado de "indocumentados maledicentes" a quienes acusan al Ejecutivo de connivencia con los abertzales.

El corresponsal político de EL PAÍS explica que los populares piensan hacer bandera de este asunto hasta el final
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS