Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Etxeberria asegura que el paso de la izquierda 'abertzale' "no tiene marcha atrás"

El portavoz de Sortu dice que si los tribunales no aceptan los estatutos los revisarán y adecuarán.- "No contemplamos no ir a las elecciones"

El portavoz de la izquierda abertzale, Rufi Etxeberria, que ayer presentó en sociedad los estatutos de Sortu, el nuevo partido con el que los radicales quieren reengancharse a la vida política, ha insistido hoy en que el paso dado "no tiene marcha atrás" que "el ciclo de la lucha armada se ha cerrado" y ha asegurado que si los tribunales ponen pegas a los estatutos, los promotores "las estudiaremos y actuaremos". "Hemos asumido que la violencia política no nos ayuda a conseguir las metas", ha explicado. Sobre las peticiones de que condenen o rechacen los asesinatos y la violencia cometidos por ETA en el pasado, Etxeberria ha asegurado que el País Vasco "no va a tener más brotes de violencia, no va a concer más situaciones de violencia. El compromiso que la izquierda abertzale adopta es ese y no más".

En una entrevista en la cadena Ser, Etxeberria ha explicado el proceso que ha llevado a la izquierda abertzale a tomar esta decisión. "Hemos asumido que la violencia política no nos ayuda a conseguir las metas", ha asegurado para añadir: "Decidimos hace un año superar el conflicto político por vías políticas y democráticas". Las palabras de Etxeberria recuerdan a las que el dirigente de Batasuna Arnaldo Otegi dijo en una entrevista en EL PAÍS el pasado mes de octubre.

En este proceso, según Etxeberria, les acompañan la mayor parte de los presos de ETA y su entorno. Preguntado por qué Batasuna no ha dado este paso antes, el portavoz de Sortu ha asegurado que lo importante es que el debate se ha desarrollado, no el motivo por el que no ha surgido en otro momento.

El líder de Sortu ha insistido en la Ser en que el paso "no tiene marcha atrás" y aunque desconocen "cuál será el proceder del Gobierno y de los tribunales", los promotores del partido consideran que los estatutos cumplen la ley. "Si los tribunales exigen más, los promotores deberemos actuar" para solucionar las trabas. "No contemplamos otro escenario que no sea disponer de una marca legal para las elecciones", ha remachado.

Aprovechando su presencia mañana en Madrid para entregar sus estatutos en el Ministerio del Interior, Sortu celebrará un acto de presentación en la capital de España, en el Club de Amigos de la Unesco, junto al miembro del Sinn Féin Alex Maskey.

Cautela del Gobierno vasco

Por su parte, el consejero de Interior, Rodolfo Ares, ha reconocido en una entrevista en Punto Radio que ayer "vimos y escuchamos cosas que nunca habían dicho". "Es positivo que se desmarquen de la violencia aquellos que jaleaban a ETA hasta hace poco". Sin embargo, el dirigente del PSE cree que "son ellos los que tienen que demostrar sus intenciones ante las personas que tienen dudas" y ha confesado que echó de menos "una ruptura con el pasado".

Ares ha pedido a los abertzales acompañen "de hechos" su decisión y les ha emplazado a "que exijan a ETA que abandone las armas y la lucha terrorista".

Mucho más dura se ha mostrado Maite Pagazaurtundua, hermana del jefe de la Policía Municipal de Andoain asesinado por ETA Joseba Pagazaurtundua. En una entrevista en Onda Cero ha avisado de que los abertzales "saben generar ilusiones ópticas" y "son grandes jugadores". Ha reconocido que "hay avances" en la lucha contra los terroristas "gracias a la ilegalización y a la policía" aunque ha asegurado que "hasta el más tonto de ellos sabe que su futuro pasa por ir a las elecciones".

"No han asumido lo que han hecho, las consecuencias de sus actuaciones", ha zanjado.

Zapatero: ¿Y si Sortu hubiera surgido con Aznar?

"Si Sortu se hubiese creado durante los gobiernos de José María Aznar, el PP lo habría presentado como un gran éxito de su política antiterrorista", ha dicho el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante una reunión a puerta cerrada con parlamentarios del PSOE. El jefe del Ejecutivo ha valorado el paso que supone la creación de un nuevo partido que rechaza la violencia de ETA y ha ironizado con que ahora parte de la derecha parece 'culpar' a su Gobierno de que los abertzales hayan avanzado en esta dirección. Zapatero ha eludido realizar valoraciones en público, y se ha referido a las opiniones expresadas ayer por el vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba.

Más información