Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Renfe llega a un acuerdo con los maquinistas para acabar con la huelga

A partir de hoy se restablece la normalidad en las líneas de Cercanías de Cataluña

Renfe ha anunciado un acuerdo con los maquinistas del sindicato SEMAF para que vuelva la normalidad a partir de hoy al servicio de Cercanías en Cataluña tras tres días de huelga encubierta, según la versión que ha dado esta noche la empresa en un comunicado, en el que no especifica los acuerdos alcanzados. La empresa sí señala en él que mantiene los gráficos de servicios, que se habían aplicado sin acuerdo sindical, siguiendo "criterios de eficiencia y productividad".

Estos gráficos de servicios que marcan los horarios y rutas se habían estado negociando durante más de un año sin éxito y finalmente Renfe empezó a aplicarlos desde enero, lo que desencadenó el conflicto. Cerca de 40 maquinistas iniciaron entonces una huelga encubierta que ha provocado suspensiones de numerosos trenes, retrasos de 30 minutos de media y numerosos perjuicios a los más de 370.000 usuarios diarios de los servicios de Cercanías en Cataluña. Un conflicto que ha terminado con un total de seis expedientes abiertos a maquinistas.

Como los 40 maquinistas estaban encuadrados en SEMAF, ayer por la mañana Renfe inició una reunión con este sindicato mayoritario entre los conductores de trenes que ahora se ha saldado con el acuerdo que permite a la empresa afirmar que a partir de hoy "se restablece el servicio habitual en Renfe Cercanías".

Aquellos viajeros que han sufrido retrasos superiores a 15 minutos estos días pueden pedir que Renfe les abone un billete por el trayecto en el que se han visto afectados.

Por último, Renfe señala que intentará, en la medida de lo posible, que la huelga general que ha convocado hoy en Cataluña CGT sin contar con los sindicatos mayoritarios no afecte a los usuarios de Cercanías.

Esta huelga encubierta ha provocado tensiones políticas entre la Generalitat, que tiene formalmente traspasado el servicio de Cercanías, y Renfe, que es la empresa operadora; y responsables de la administración catalana han llegado a amenazar a la compañía con no renovarle la prestación de servicios en la línea cuando esta finalice y anunciaron la apertura de un expediente informativo a la empresa para saber qué ha pasado.