Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Javier Bardem y Penélope Cruz blindan el nacimiento de su hijo

Los actores apenas dan datos del niño en un comunicado: "No somos ni Angelina ni Brad Pitt"

Javier Bardem y Penélope Cruz están blindando todo lo que tiene que ver con su bebé. Consideran que la llegada de su primer hijo es un asunto privado y solo lo quieren compartir con su familia y amigos más íntimos. Por eso apenas dan datos, los más elementales. "Penelope Cruz y Javier Bardem dieron la bienvenida a su primer hijo la semana pasada. Tanto el bebé como sus padres se encuentran en perfecto estado de salud y muy felices", se lee en un comunicado difundido ayer por los representantes de Penélope.

Los actores se están manteniendo fieles a su ya habitual discreción. "Nosotros no somos ni Angelina ni Brad Pitt. Valoramos nuestra privacidad. Para nosotros es difícil aparecer en público aun cuando estamos acostumbrados a estar bajo mucha atención en España", aseguraba Javier Bardem hace días en declaraciones a un canal de televisión de EE UU. Esa afirmación advertía de sus intenciones, que eran alejar la llegada de su hijo de la prensa. Lo consiguieron a medias.

El martes por la tarde en España comenzaron los rumores de que el bebé ya había nacido. Las fechas coincidían ya que se sabía que la actriz salía de cuentas a finales de enero y que estaba embarazada de más tiempo del que dijeron cuando confirmaron su estado. Además, la familia de Penélope se encontraba en Los Ángeles. A su hermano Eduardo, que vive allí, se habían unido su madre, Encarna, y su hermana, Mónica.

Pero la confirmación de que algo pasaba se tuvo cuando Pilar Bardem fue vista en el aeropuerto rumbo a Estados Unidos. Visiblemente nerviosa, se negó a facilitar datos sobre el bebé: "¿Han dicho algo los padres? Pues no seré yo quien hable". En Los Ángeles tampoco había declaraciones de los familiares, pero los paparazzi, que desde hace varios días se encontraban en las puertas del hospital Cedars-Sinaí, pillaron las idas y venidas de Javier Bardem y la llegada al centro de la familia Cruz junto al actor Álex González, ex de la cantante Chenoa y ahora al parecer nueva pareja de Mónica. Así que la primera confirmación de la llegada del bebé se logró a través de fuentes próximas a la familia que pidieron no ser identificadas por miedo a la reacción de Javier Bardem y Penélope Cruz.

La fecha del nacimiento también era al principio otra incógnita. Hay quien situaba el acontecimiento el pasado sábado (domingo en España), si bien otras fuentes sostenían que Penélope había ingresado un par de días antes del parto para estar controlada médicamente y que fue un alumbramiento inducido que se habría producido al inicio de la semana. Ahora solo sabemos que nació la semana pasada.

Javier Bardem se ha aislado tanto estos días de la vida pública que incluso compañeros de profesión que intentaron felicitarle por su tercera nominación a los Oscar no pudieron dar con él, ni tan siquiera la productora de su película.

Inicialmente los actores se inclinaron por que su hijo viniera al mundo en Madrid y llegaron a hablar con la clínica Ruber Internacional. Cuando la noticia se filtró, cambiaron de opinión y decidieron trasladarse antes de Navidad a Los Ángeles para dar a luz en el hospital que les recomendó su amiga Salma Hayek. Además, así el pequeño tendrá la nacionalidad estadounidense.

La familia se les unió en Los Ángeles para las fiestas. Pero cuando estas concluyeron regresaron a España a la espera de noticias. De nuevo hicieron las maletas al alertar los médicos de que el bebé estaba a punto de nacer, ya que si algo tenían claro, sobre todo Penélope, era que querían tener cerca a los suyos en el momento en que llegara el niño.

Escueto comunicado

Los representantes de la pareja se han limitado a informar lo siguiente, con respecto al nacimiento de su promogénito:

"Penelope Cruz y Javier Bardem dieron la bienvenida a su primer hijo la semana pasada. Tanto el bebé como sus padres se encuentran en perfecto estado de salud y muy felices".

Más información