Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez exonera al novio de Anna Nicole Smith

Howard K. Stern y la psiquiatra de la modelo erótica estaban considerados culpables de conspirar para matarla

Un juez de California revocó hoy el veredicto que pesaba contra el novio de la modelo Anna Nicole Smith y su psiquiatra por haber conspirado conjuntamente para suministrarle medicamentos de forma ilegal antes de su muerte. El juez de la Corte Superior de Los Ángeles Robert Perry dijo que Howard K. Stern, novio de Smith, no intentó cometer fraude alguno cuando usó su nombre y otras identidades falsas para comprar analgésicos para la modelo. Asimismo, redujo la condena a la psiquiatra Khristine Eroshevich, que le recetó a Smith el medicamento Vicodin bajo un nombre falso. La doctora deberá pasar un mes de libertad condicional y pagar 100 dólares de multa (75 euros).

El magistrado, que reevaluó la decisión de un jurado popular, dijo que no existían indicios de que Stern hubiera tratado de traficar con sustancias ilegales y que, por tanto, aquello invalidaba la teoría conspiratoria defendida por la fiscalía. "No hay duda de que hay casos en los que se ve a doctores que suministran medicamentos a discreción. A esos médicos habría que llevarlos a juicio. Pero en este caso no hay doctores de ese tipo", dijo el juez. "De verdad creo que [Smith] no era una adicta, en términos estrictamente legales".

Smith falleció por una sobredosis en 2007, después de una vida en el papel cuché, primero como explosiva modelo de Playboy y posteriormente por casarse con un anciano millonario y pelear con la familia de éste en los tribunales por una fortuna de 300 millones de dólares. Según la autopsia, falleció por una sobredosis del sedante hidrato de cloral. Aquello dio pie a una investigación sobre las supuestas adicciones de Smith y sobre quiénes le habían suministrado los poderosos medicamentos que utilizaba habitualmente. El caso lo abrió quien era entonces fiscal general y hoy es Gobernador de California, Jerry Brown. Él mismo acusó a Smith de ser "célebremente adicta".

El juicio contra Stern y la psiquiatra de Smith comenzó en verano y culminó en octubre, con un veredicto de culpabilidad para algunos de los 11 cargos presentados por Brown. El más grave era el de tráfico de medicamentos. La fiscalía pidió entonces cinco años de condicional y 300 horas de servicios a la comunidad. Finalmente, en lugar de dictar esa sentencia, el juez ha declarado nulo el veredicto y ha defendido que considera a Smith una mujer que sufría un dolor crónico que trataba de mitigar con analgésicos, y no una drogadicta.