Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La candidata del PP en Asturias subraya que lo importante es el proyecto y "no una cara"

Tras la dimisión ayer de Álvarez Cascos por el fracaso de su candidatura en el Principado, Pérez Espinosa cree que el ex vicepresidente no creará un nuevo partido

El PP ha salido en defensa de su estrategia y sus decisiones en Asturias tras la dimisión ayer de Francisco Álvarez Cascos por el fracaso de su candidatura a la presidencia del Principado. Mientras desde la dirección popular se teme que el ex vicepresidente del Gobierno con José María Aznar cree su propio partido y debilite sus opciones, esta mañana ha sido la propia candidata de Génova, Isabel Pérez-Espinosa, la que ha asegurado que lo verdaderamente importante a la hora de afrontar unas elecciones es el partido y su proyecto, "no una cara". Pérez-Espinosa ha manifestado que no cree que el ex ministro de Fomento Francisco Álvarez-Cascos cree un nuevo partido en la región para presentarse a las elecciones autonómicas del próximo mes de mayo tras darse de baja del PP.

A su juicio, ahora toca trabajar para hacer "un partido fuerte", para demostrar que el PP "está por encima de todo" y que "lo principal es solucionar los problemas de Asturias". "Sin las siglas del partido yo no soy nada y ningún nombre sin ellas tampoco lo es, en cambio sí lo es un proyecto pero no una cara, ya que por encina de los nombres está el partido y eso también me lo enseño él (Álvarez-Cascos)", ha subrayado. La teniente de alcalde del Ayuntamiento de Oviedo ha apuntado que no quiere entrar a analizar las consecuencias que se puedan derivar de la situación por la que atraviesa el partido.

Pérez-Espinosa ha apuntado que ahora que se cerró el proceso de designación su responsabilidad y obligación es trabajar para confeccionar un proyecto que "solucionará los problemas de Asturias" pero para ello, ha apuntado, que "hay que saber explicarlo con el fin de conseguir la confianza de los asturianos".

"Dejo el Partido Popular después de 34 años de militancia ininterrumpida, por razones de dignidad personal. La decisión es firme y las circunstancias que la justifican se conocen sobradamente. En mi última nota manuscrita del 27 de octubre indiqué que, en mi opinión, la política requiere dosis muy elevada de paciencia y flexibilidad, pero el respeto a las normas de educación y de civismo en cualquier organización no son negociables", señalaba ayer Cascos en una carta enviada al PP.

Como ya hiciera ayer la dirección del PP, Pérez-Espinosa ha afirmado que Álvarez-Cascos, última víctima política de Rajoy, siempre tendrá las puertas abiertas del partido si quiere regresar y que sería bien recibido dada su trayectoria, experiencia y conocimiento de Asturias.