Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

L'Hospitalet se suma al de Salt y aprueba pedir la denegación de la residencia a los inmigrantes incívicos

A los municipios de L'Hospitalet y Salt podría sumarse esta tarde el de Badalona

El pleno del Ayuntamiento de L'Hospitalet de Llobregat ha aprobado esta mañana una moción del equipo de gobierno socialista para reclamar al Gobierno que deniegue la legalización por arraigo social y la reagrupación familiar a los inmigrantes que vulneren las ordenanzas municipales de civismo. En la moción, que se ha aprobado con sólo dos votos en contra (los de IC-V), se pide que a la hora de resolver las peticiones de arraigo o reagrupación, las delegaciones del Gobierno, a las que corresponde la decisión, tengan en cuenta de forma preceptiva los informes que emite el Consistorio, que actualmente no tienen carácter vinculante. El Ayuntamiento de L'Hospitalet sostiene que el incumplimiento de las ordenanzas cívicas, con comportamientos tales como el consumo de alcohol en la vía pública, la venta ambulante ilegal o las molestias a los conciudadanos por ruidos, debe ser motivo de denegación de la petición del arraigo o la reagrupación familiar.

El Ayuntamiento de L'Hospitalet de Llobregat se suma así al de Salt, que anoche aprobó en el pleno municipal una moción del equipo de gobierno, formado por PSC y ERC, en la que se solicita también la denegación de la legalización de los inmigrantes por arraigo o la reagrupación si éstos incumplen las ordenanzas de civismo. La moción, que se aprobó con un único voto en contra (del edil de Independents per. Salt), también solicita que adquieran carácter vinculante los informes que el Consistorio realiza sobre los inmigrantes solicitantes.

A los municipios de L'Hospitalet y Salt podría sumarse hoy el de Badalona. El ayuntamiento de esta ciudad debatirá esta tarde en el pleno una moción del PP (en la oposición) similar a la ya aprobada en aquellos dos municipios. El equipo de gobierno, formado por PSC, CiU y ERC, ya ha anunciado que presentará una enmienda a la propuesta del PP para limitar las denegaciones por incivismo exclusivamente a las peticiones de legalización por arraigo.

No serán éstos los únicos ayuntamientos en debatir en pleno mociones similares, ya que el PP ha anunciado que las presentará en aquellos consistorios en los que tenga representación. Los municipios aprovechan que el Gobierno está redactando el Reglamento de la Ley de Extranjería que regulará los criterios y trámites para las solicitudes de arraigo y reagrupación familiar para reclamar voz y voto en esta materia.

Desde algunas entidades de apoyo a los inmigrantes han surgido duras críticas a los municipios que han liderado esta inicitiva, que consideran "racista y discriminatoria". El Grup de Recerca amb Minories Culturals i Treballadors Estrangers (Gramc) ya ha denunciado ante el Síndic de Greuges que el Ayuntamiento de Salt vulnera la intimidad de los inmigrantes al consultar los datos de la Policia Local para realizar los informes a los solicitantes de la legalización por arraigo o de la reagrupación familiar. Por su parte, el colectivo Maloka Colombia denunció ayer la moción aprobada por el Ayuntamiento de l'Hospitalet, al que acusa de "ceder a la presión de los partidos de derechas". "Ante las conductas incívicas ya existe la ley que las califica y las castiga como faltas", concluye la entidad.