El Parlament tumba la investidura de Mas en primera vuelta

El líder de CiU solo ha conseguido el apoyo de sus 62 diputados

Artur Mas tendrá que esperar 48 horas para ser proclamado presidente de la Generalitat. Tal y como estaba previsto, el líder de Convergència i Unió no ha obtenido este mediodía el apoyo del Parlamento catalán para ser investido en primera vuelta. En la votación Mas ha recibido 62 votos a favor y 73 en contra.

La votación se ha realizado tras un día y medio de debate en el que Mas ha querido mantener casi intactas sus propuestas más polémicas como que Cataluña pueda ejercer el "derecho a decidir" para conseguir un trato fiscal similar al del País Vasco y Navarra. El sistema de concierto económico que pide CiU no gusta ni al PP ni al PSC, que lo ven inasumible para el conjunto de España, pues Cataluña dejaría reduciría drásticamente su aportación a la solidaridad con las comunidades menos ricas.

Más información
Puigcercós se ofrece a Mas para crear un "espiral de confianza"
Nadal pide a CiU claridad en sus pactos y ofrece acuerdos concretos
El PP ve en la agenda nacional el único escollo para votar a Mas
Mas: "No siento que vuelvo sino que llego"

El jueves se celebrará la votación en segunda vuelta, en la que a Mas le bastará la abstención de uno de los grupos de la cámara. En CiU dan por hecho que PP o PSC, o ambos, acabarán por abstenerse, y no descartan que lo haga también Esquerra Republicana. Mas ha aprovechado el debate para lanzar guiños a todos estos partidos. Al PP le ha prometido una rebaja limitada de impuestos, a los socialistas acuerdos en educación e infraestructuras, y ha intentado acercarse a ERC con su propuesta de nuevo pacto fiscal.

Antes de la votación Convergència i Unió ha hecho una última llamada a los grupos de la cámara para lograr la investidura de Mas en primera vuelta. El portavoz parlamentario de CiU, Oriol Pujol, ha recordado que Mas obtuvo en las elecciones un "amplio apoyo" que le reportó 62 diputados sobre un total de 135. Y ha recalcado que Mas ha asumido con realismo la gestión de la crisis al no ocultar que piensa hacer "ajustes" en el sistema.

Artur Mas en el debate de investidura.
Artur Mas en el debate de investidura.MARCEL.LÍ SÀENZ

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS