La juez aplaza un mes la declaración de Delta 0 para que el imputado apuntale su defensa

El mando de bomberos acusado de cinco homicidios alegó falta de tiempo para estudiar la instrucción judicial

Carles Font, Delta 0 en el operativo de bomberos, dispondrá de cuatro semanas más de plazo para apuntalar su defensa judicial. El juzgado de Gandesa (Tarragona) que instruye la causa del incendio de Horta de Sant Joan en que fallecieron cinco bomberos en julio de 2009 ha acordado aplazar la declaración de Font, prevista para este viernes día 17 de diciembre, hasta la segunda quincena de enero, previsiblemente el día 13 o 14 de ese mes.

El mismo juzgado mantiene imputado a Font, que actuó com máximo responsable del operativo de extinción cuando ocurrió la tragedia, por cinco homicidios imprudentes y otro de lesiones, por los bomberos que murieron entre las llamas y el otro bombero que sobrevivió pese a sufrir quemaduras graves en el suceso. Por último, lo señala como responsable de daños por imprudencia grave en comisión por omisión.

Más información
Imputado un jefe de bomberos por las cinco muertes del fuego de Horta

La defensa del imputado había solicitado al juzgado que suspendiera la declaración prevista para este mas para evitar la indefensión de Font ante el volumen de las actuaciones, que acumula ya unos 10.000 folios que recogen todas las diligencias judiciales y policiales solicitadas por el juzgado. La juez ha aceptado la petición del imputado, que subrayó la falta de tiempo para analizar la causa desde que se le notificó la imputación y la fecha para acudir a declarar ante la magistrada. El auto de imputación de Font se concretó el pasado 25 de noviembre, y en él se le citó a declarar para dentro de 22 días. Con el nuevo plazo, Font dispondrá como mínimo de 49 días para preparar su defensa.

Imputación por omisión de sus funciones

La imputación de Font se fundamenta en el testimonio de varios bomberos que también participaron en el operativo y que señalaron a delta 0 como responsable del suceso por omisión de su cometido. Los testigos señalaron ante la juez que en las horas previas a la tragedia, cuando el viento reavivó el fuego y las condiciones meteorológicas imposibilitaron el apoyo aéreo para los efectivos que trabajaban sobre el terreno, fue imposible localizar a Delta 0. Ello dejó a la estructura de mando de los Bomberos sin capacidad de decisión: nadie ordenó el desalojo de los efectivos a medida que las llamas empezaron a cercar a los bomberos, lo que provocó la muerte de cinco profesionales.

El fuego cercó también a una cincuentena de bomberos, auxiliares forestales y voluntarios que trabajaban en las tareas de extinción junto a los fallecidos. Solo el azar -un cambio repentino en la dirección del viento- evitó que la tragedia se convirtiera en un desastre aún mayor.

Font, que ya se explicó por esa ausencia en la comisión del Parlament de Cataluña constituida para analizar errores en el incendio de Horta de Sant Joan, alegó entonces que había acudido a desalojar a los vecinos afectados por las llamas sin ceder el mando a otro responsable. Conoció lo ocurrido unas cuatro horas después. Los testigos subrayaron ante la juez que la tarea de evacuación debían haberla realizado los Mossos d'Esquadra u otros bomberos. En ningún caso, subrayaron, el máximo responsable del operativo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS