Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imputado un jefe de bomberos por las cinco muertes del fuego de Horta

El responsable del operativo contra el incendio declarará por sendos homicidios imprudentes - Delta 0 abandonó el puesto de mando durante varias horas

Carles Font, alias Delta 0, declarará como imputado ante la juez que investiga el incendio de Horta de Sant Joan, en el que murieron cinco bomberos de la Generalitat. El máximo responsable del operativo deberá responder dónde estuvo y qué hizo en los momentos más críticos del incendio del 21 de julio de 2009, cuando una bola de fuego acabó con la vida de cinco miembros de los Grupos de Actuación Forestal, equipos de élite del cuerpo conocidos por sus siglas Graf.

Font declarará en el juzgado el próximo 17 de diciembre, después de que otros mandos de los bomberos le hayan señalado como responsable de la tragedia. La juez le imputa cinco presuntos delitos de homicidio imprudente (por cada una de las víctimas) y un delito de lesiones imprudentes (por las heridas graves que sufrió otro bombero).

Hace nueve meses, Font explicó su versión en la comisión del Parlament arropado por la cúpula de Interior, que defiende la buena gestión del operativo. Delta 0 admitió que abandonó su puesto de mando. Lo hizo, dijo, porque era necesario cambiar la estrategia ante un fuego avivado por el viento. Después, siempre según su relato, quedó aislado y ayudó a desalojar a los vecinos de una masía cercana.

Las dudas sobre el papel de Font, sin embargo, se han mantenido vivas. No solo por su supuesta dejadez de funciones -el jefe de guardia debe permanecer por norma en su lugar- sino también porque, según diversos testigos, estuvo ilocalizable varias horas y no previó el periodo de descanso de los helicópteros.

El testimonio ante la juez de dos profesionales ha sido clave en su imputación, que da un nuevo giro al caso y pone a Interior en una situación comprometida. Vicenç Creus, jefe de bomberos voluntarios del parque de Horta, culpó a Delta 0 de falta de iniciativa y declaró que su decisión de cambiar la estrategia causó la tragedia. Marc Castellnou, responsable del Graf insistió en que el máximo responsable de un operativo "tiene que estar en su sitio y coordinando" y añadió que los bomberos deberían haber recibido la orden de evacuación.

El fuego de Horta levantó una gran polvareda política. La comisión de investigación concluyó, con los votos de los partidos en el Gobierno, que no hubo responsabilidades políticas y aprobó una ristra de mejoras para los bomberos. La justicia, sin embargo, sigue su propio camino. Así, la juez y los Mossos descubrieron que el incendio fue originado por dos jóvenes y no se desató por culpa de un rayo, como sostuvo Medio Ambiente.

Más información en la página 7

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de noviembre de 2010