Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montilla renuncia también a liderar a la oposición en Cataluña

El presidente de la Generalitat en funciones no recogerá el acta de diputado obtenido ayer en las elecciones

El presidente en funciones y líder de los socialistas catalanes ( PSC ), José Montilla, durante la rueda de prensa tras la reunión de la ejecutiva.
El presidente en funciones y líder de los socialistas catalanes ( PSC ), José Montilla, durante la rueda de prensa tras la reunión de la ejecutiva. TEJEDERAS

No solo no se presentará a la reelección como primer secretario del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) sino que el presidente de la Generalitat en funciones y líder de los socialistas también renuncia a capitanear la oposición al nuevo Gobierno. Después de la peor derrota de la historia de los socialistas catalanes cosechada ayer, en la que perdieron nueve escaños y 230.000 votos, Montilla ha anunciado este mediodía que renunciará a ocupar su escaño en el Parlament para dedicarse, ha dicho, a "favorecer el proceso de renovación" en el partido y porque es "coherente" y no se aferra "ni al cargo ni a la silla". El presidente del grupo socialista en el Parlament será el consejero de Política Territorial y Obras Públicas y cabeza de lista por Girona, Joaquim Nadal, y el portavoz del grupo, el viceprimer secretario del partido, Miquel Iceta.

Con la elección de Nadal e Iceta para dirigir el grupo parlamentario, Montilla intenta evitar que la previsible batalla interna por su sucesión se visualice también en el Parlamento autónomo. Lo lógico habría sido que la presidencia del grupo hubiera recaído sobre la número dos de las listas por Barcelona, Montserrat Tura, pero ésta ya ha dado muestras de querer ser la nueva líder del partido. También tiene escaño el ex ministro Celestino Corbacho, al que algunos ven como posible sucesor de Montilla pese a que él lo ha negado en más de una ocasión. Otro de los posibles contrincantes en la contienda puede ser Antoni Castells, que no estará en el Parlamento. También está la incógnita de si la ministra Carme Chacón puede acabar dando el paso a regresar a la política catalana. En principio la fecha del congreso, otoño de 2011, descartaría esta opción porque el cónclave se celebraría antes de acabar la legislatura.

Los socialistas catalanes han celebrado esta mañana una larga reunión de la comisión ejecutiva. Se ha prolongado casi dos horas respecto a lo habitual. Montilla ha explicado que han intervenido prácticamente todos los miembros de la dirección, y que han sido turnos de palabra "marcados por la franqueza y la voluntad de rehacer" el proyecto político del PSC. Durante la reunión también se ha puesto fecha al congreso extraordinario en el que el PSC renovará su directiva: no será en verano, inmediatamente después de las elecciones municipales de mayo, sino en otoño. El todavía líder del partido ha asegurado que durante la reunión no ha habido tiempo para analizar al detalle los resultados por poblaciones, ni se ha hablado de Barcelona en concreto, la mayor plaza socialista en peligro. "Todo tendrá su momento y hoy la reunión ha dado para lo que ha dado", ha contestado Montilla sobre si el actual alcalde de la capital catalana, Jordi Hereu, repetirá de candidato.

Montilla ha hecho un amplio análisis sobre las causas de la derrota del PSC. Ha citado la crisis económica como "elemento determinante", pero también ha hablado de errores propios y ha citado decisiones del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero como el recorte de los sueldos de los funcionarios y la congelación de las pensiones. "No hay una sola causa, la derrota debe analizarse a fondo", ha asegurado. En clave de política catalana también se ha referido a largo proceso de tramitación y posterior recorte del Estatuto por parte del Tribunal Constitucional como algo "agotador" y "con consecuencias políticas". Tampoco se ha olvidado de citar los problemas relacionados con la inmigración. En el PSC existe el convencimiento de que, además de haber tenido fugas de voto hacia Convergència i Unió, las ha habido hacia el Partido Popular y la xenófoba Plataforma per Catalunya, por sus discursos de dureza contra la inmigración.

Hereu cree que los alcaldes socialistas recuperarán la confianza del electorado

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, ha reconocido hoy que los resultados de las elecciones autonómicas han sido "una lección" para el PSC, pero ha asegurado que los alcaldes socialistas se ven"con fuerza" para recuperar la confianza de los electores antes de los comicios municipales.

En el acto de entrega de los Premios Protagonistas 2010, Hereu ha dicho en declaraciones a los periodistas que "todas las elecciones lanzan un mensaje claro a los políticos" y las elecciones autonómicas celebradas ayer "han sido una lección".

No obstante, el alcalde de Barcelona ve "muy factible" recuperar la confianza de los electores catalanes porque "el municipalismo siempre ha tenido una base fuerte en Cataluña" y los alcaldes socialistas "hemos

hecho una buena obra de gobierno que tenemos que hacer valer".

Más información