Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castells compara el PSC con "el Titanic hundiéndose"

El consejero impulsa un cambio "con gente del PSC y de fuera" para lograr independencia respecto al PSOE

No se ha mordido la lengua. El consejero en funciones de Economía, Antoni Castells, está dispuesto a impulsar un cambio de rumbo del Partit dels Socialistes de Catalunya que acabe con su sumisión al PSOE: "Con gente del PSC y de fuera e independiente del PSOE". Castells considera que el PSC corre el riesgo de convertirse en un partido "residual o marginal" y que urge hacer algo para evitarlo. "Tenemos un barco que fue el Titanic, se está hundiendo y estamos viendo a la tripulación peleándose para ver quien manda. Si otros quieren estar al timón en el fondo del mar, que espabilen".

El consejero ha asegurado en Catalunya Ràdio que hay "un montón de compañeros" en el partido que piensan como él, gente que no entiende, por ejemplo, como después de la sentencia del Constitucional sobre el Estatut no hay una reacción de los diputados del PSC en Madrid. Con todo Castells ha mantenido cierta ambigüedad: asegurado que no creará un partido, pero tampoco ha desmentido que vaya a presentar una lista propia para optar a la dirección del partido en el congreso extraordinario de dentro de un año. A lo que no está dispuesto es a "convertir el PSC en un partido residual cuyo único objetivo sea ayudar al PSOE a gobernar España".

El objetivo de Castells es que los socialistas catalanes recuperen "la posición central del catalanismo político de los demócratas, progresistas, que aspira a gobernar Cataluña, no a ser la mitad de CiU sino a ganarla". Castells ha hablado de "sumar, abrirse" y recuperar el espíritu de Joan Reventós y entre los compañeros críticos ha citado a los consejeros Ernest Maragall, Marina Geli, Montserrat Tura o alcaldes como el de Lleida, Àngel Ros. Y aunque ha asegurado que no quiere ver "luchas fratricidas", en un momento de la entrevista se le ha escapado que existe una "batalla" interna.

El consejero no entiende como cuando se defienden cuestiones "de país" en Madrid los partidos catalanes sean incapaces de ponerse de acuerdo y lo ha atribuido a "intereses partidistas". "En la negociación de la financiación pesó más lo que podía favorecer al partido socialista para conservar el poder que ponernos de acuerdo con CiU". La voz más crítica de los socialistas catalanes se alzó en verano al anunciar, después del recorte del Estatuto, que no iba a concurrir a las lista para las elecciones autonómicas y aunque el líder del PSC, José Montilla, le guiñó el ojo a media campaña lanzando su nombre como posible consejero, Castells no apareció por la sede del partido la noche del descalabro electoral ni en la ejecutiva del pasado lunes.

El secretario de organización del PSC, José Zaragoza, ha respondido a Castells que "todo el mundo comparte el mismo proyecto catalanista", que el partido no existe riesgo de escisión. "El PSC ha demostrado que es muy sólido y con mucho futuro, no hay otra discusión que el debate y la reforma", ha dicho Zaragoza en la cadena SER y ha expresado que el debate pasa por un relevo general: "Estoy convencido de que de las elecciones municipales, que es el primer reto, saldrán nuevos nombres".

Castells lleva meses trabajando para recabar apoyos. Ha hablado y se ha reunido con alcaldes socialistas, con consejeros y con ex consejeros del tripartito y con dirigentes tanto de Iniciativa per Catalunya como de Esquerra Republicana. Además de políticos, le gustaría integrar nombres ilustres del catalanismo socialdemócrata con el objetivo de aglutinar las posiciones que quieren marcar distancia entre la izquierda catalana y el PSOE. Ayer compareció, por ejemplo, junto al director del CCCB, Josep Ramoneda, en la presentación de su libro Contra la indiferencia.

Tura: "Soy crítica con cómo se ha hecho esta campaña"

La consejera de Justicia en funciones, Montserrat Tura, hace balance del resultado electoral del pasado domingo: "Para el PSC fue una derrota muy superior a lo que esperábamos". Y Tura añade: "Se deben haber hecho mal muchas cosas". La número dos de los socialistas se ha mostrado crítica con la campaña realizada por el PSC. Sobre su futuro la socialista dice que no ha descartado nunca ser la candidata del PSC a la Generalitat, pero "de aquí al 2014 pueden pasar muchas cosas".

Más información