Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El desnudo de Irina sigue dando que hablar

La revista 'GQ' revela cómo se hizo la sesión del desnudo de la novia de Ronaldo

Irina Shayk sigue dando que hablar 24 horas después de que la revista GQ publicara un extenso reportaje suyo en el que aparece primero luciendo lencería y luego desnuda. La novia de Cristiano Ronaldo asegura que ella nunca permitió que se eliminara el tanga que llevaba mediante photoshop.

Hoy Javier Fernández Angulo, director de la publicación, ha aportado nuevos detalles sobre cómo se realizó la sesión fotográfica.

"Irina posó desnuda para GQ y lo sabe la propia Irina, la agencia Elite, lo sabe el fotógrafo, lo saben los estilistas y los 15 testigos que asistimos a la sesión de fotos", ha escrito Fernández Angulo en su blog. Y añade: "Acordamos con la agencia Elite una sesión de fotos, con portada, para la revista GQ. La sesión se realizó el jueves 23 septiembre. Queríamos dar el lado sexy y atractivo de una de las modelos más guapas del mundo, y también su lado humano, su formación cultural y su personalidad, por eso se acordó una entrevista".

El director explica que contrataron a Vincent Peters, que antes trabajó con personajes tan importantes como Monica Bellucci, Eva Herzigova, Adriana Lima, Liz Hurley, Natalia Vodianova, Mariah Carey o Charlize Theron.

"Según el contrato previo que firmamos con la agencia de modelos y que obra en nuestro poder, el compromiso con la agencia era que la entrevista fuera aprobada antes de su publicación por Gael Marie de la agencia Elite. Y así fue". Y prosigue: "Irina no necesita photoshop y los que nos acusan lo saben. Ella no es ninguna principiante y sabe cómo posar y cuándo aceptar un desnudo y cuándo no. Un fotógrafo que hace portadas de GQ no necesita andar borrando ropa interior de las fotos. Es un cuerpo tan atractivo que lo único que necesitaba photoshop eran los desconchados de la pared de la casa de Chinchón"

La explicación de Fernández Angulo concluye mostrando su "indignación e incredulidad" por lo sucedido.