Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Agencia Tributaria inspecciona a la depuradora de Pinedo por supuesto delito fiscal

Hacienda investiga posibles irregularidades de la entidad con unas empresas de Barcelona

Dos agentes de la Agencia Tributaria han registrado esta mañana la sede de Emarsa (Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos), que gestionaba hasta hace poco la depuradora de Pinedo, en busca de documentación sobre un presunto delito fiscal entre la entidad y unas empresas con sede en Barcelona. La investigación es independiente de la causa que sigue el Juzgado de Instrucción número 15 de Valencia, que se abrió a raíz de las presuntas irregularidades destapadas por los socialistas en Emarsa. Eso sí, el resultado de las pesquisas podrá incorporarse a la investigación judicial abierta por esa denuncia de los socialistas, a la que se sumó una querella del consejo de administración del EMSHI (Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos), que era propietaria de Emarsa, ahora en proceso de liquidación. Esa investigación se centra en supuestos delitos de estafa, administración desleal y malversación de públicos en la gestión de la depuradora.

En relación con esta nueva investigación, aunque la Fiscalía puede proponer la aportación a la causa de documentación que esta mañana ha sido incautada por Hacienda, el registro no ha sido ordenado por el ministerio público ni por el juzgado. La entidad metropolitana recibió la pasada semana una notificación del Ministerio de Hacienda de que hoy iniciaría una inspección de toda la documentación de la depuradora de Pinedo, depositada en la sede del EMSHI.

Esta mañana, el consejero socialista de la entidad, José Manuel Alcayna, ha relacionado esta intervención con la denuncia ante la fiscalía presentada por su grupo político hace unas semanas. Alcayna ha apuntado en dirección a Enrique Crespo, alcalde de Manises por el PP y presidente del EMSHI, como responsable político del escándalo destapado en Emarsa. Según este consejero, el agujero económico denunciado por ellos, y que estiman en 16 millones de euros, podría ser mayor todavía a la vista de la nueva información aparecida. Alcayna se refirió al contrato blindado suscrito entre Emarsa y la empresa de tratamiento de lodos Notec, lo que supone un quebranto económico adicional de otros 20 millones de euros. Los socialistas han reiterado que Crespo firmó el contrato blindado con Notec. De hecho, su grupo estudia ampliar la querella.

En la sede del EMSHI, el gerente, Joaquín Juste, ha declinado hacer declaraciones y ha remitido al presidente de la entidad, Enrique Crespo, del PP. Este ha dicho que dará todas las facilidades necesarias para que los funcionarios de la Agencia Tributaria recaben toda la información. "Estamos encantados en que lo hagan y abrimos de par en par las puertas para que estas personas puedan realizar su labor y para que la investigación que realizan la Fiscalía y el Tribunal de Cuentas sobre Emarsa, siga adelante", ha dicho Crespo.

El presidente del EMSHI ha replicado a los socialistas que la intervención de la Agencia Tributaria no se produce a instancias de la denuncia de los socialistas, sino de la investigación puesta en marcha por la propia entidad.