Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Emarsa contrató 4,7 millones sin fiscalización

La empresa pública Emarsa, que gestiona la depuradora de Pinedo, contrató el año pasado 4,7 millones de euros con empresas externas "sin ningún tipo de control ni fiscalización", denunció ayer el socialista Ramón Marí.

El portavoz del PSPV en la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi), propietaria de la depuradora, ya desveló el pasado lunes que nueve directivos de Emarsa cobran más que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Esta sociedad, que arrastra pérdidas millonarias, acordó en la última junta reducir el capital social al 50% para evitar la disolución.

Marí explicó que la auditoría oficial realizada por la empresa Mazars revela en el anexo de cumplimiento de la legalidad que "durante 2009 no se tramitó ningún expediente de contratación". La dirección de Emarsa justifica este hecho en que "los proveedores que realizan las obras de inmovilizado llevan trabajando muchos años en la sociedad y están altamente especializados en obras de depuradoras", reza el texto.

Mazars agrega: "Recomendamos a la sociedad, de acuerdo con lo establecido en la Ley de Contratos del Sector Público y con la circular de la Emshi, que se redacten y aprueben por parte del consejo de administración las instrucciones internas de obligado cumplimiento en las que se regulen los procedimientos de contratación".

La auditoría aconseja a Emarsa que fije un sistema de formalización, control y seguimiento de expedientes de contratación que asegure el cumplimiento de la ley.

El dirigente socialista agregó que, frente a los sueldos de algunos directivos de la entidad, "lo realmente grave ha sido el incremento en la contratación de empresas externas, realizado sin ningún tipo de control ni fiscalización, lo que explica la situación de la empresa".

Según la cuenta general de Emarsa, entre los gastos contratados en 2009 y sin ningún tipo de control figuran 405.000 euros en concepto de "servicios profesionales independientes", 195.000 euros para "publicidad y relaciones públicas", 670.000 euros para "otros servicios" (de ellos 140.000 euros son para "viajes"), y 130.000 euros para "relaciones externas".

Marí pedirá al Síndic de Comptes una auditoría. Los Ayuntamientos socialistas exigen que Emarsa se integre en la Entidad de Saneamiento de Aguas (EPSAR) dependiente de la Generalitat y deje de estar gestionada por la Emshi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de junio de 2010