Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES CATALANAS

El PP promete una paga anual de 240 euros a los jubilados catalanes

Sánchez-Camacho aboga por dedicar a los pensionistas una parte de la emisión de la deuda de la Generalitat

La emisión de 3.000 millones de euros de deuda pública de la Generalitat debe destinarse a fines sociales y no a pagar gasto corriente y tapar los "agujeros" que ha dejado el tripartito en la Administración autonómica, según la tesis que defiende el PP catalán. La presidenciable popular, Alicia Sánchez-Camacho, ha prometido hoy dedicar el 10% de esa recaudación a abonar una paga extra anual de 240 euros a la totalidad de jubilados catalanes para compensar la pérdida de su poder adquisitivo tras la congelación de las pensiones. Sánchez-Camacho, que ha bautizado esta emisión como "bonos patrióticos", ha visitado esta mañana una residencia geriátrica de Cerdanyola del Vallès (Barcelona) junto al líder de la formación, Mariano Rajoy, en la primera jornada de campaña electoral.

La medida propuesta por los populares supone de facto no solo rompe el discurso unitario del partido a nivel nacional sino que además implicaría incrementar la renta de los jubilados catalanes y mantener la del resto de pensionistas de España. Sánchez-Camacho ha negado esta discriminación pues, aclaró únicamente "se aplicaría mientras el Gobierno mantuviera congeladas" los subsidios.

Según el PP, la congelación de las pensiones ha afectado a 1,2 millones de personas en Cataluña lo que ha empeorado su situación económica, "dejando a 655.000 de ellos en el umbral de la pobreza", en opinión de Sánchez-Camacho.

Por su parte, Rajoy ha calificado de "antidemocrático" y de "burla a la gente" la "negativa" del Ejecutivo socialista a debatir en el Congreso esta medida gubernamental que incumple, ha criticado, el Pacto de Toledo.

El líder popular ha añadido que su partido se presenta a estos comicios autonómicos con un solo objetivo, la creación de empleo frente a otros "que solo pretenden más nacionalismo, más catalán y la autodeterminación". Rajoy ha proclamado el fin del tripartito -"que se murió solo", ha dicho- y se ha felicitado por ello porque "únicamente ha servido para empobrecer a Cataluña".