Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSPV exige que la documentación de Emarsa se guarde en lugar seguro para la investigación

Los socialistas sospechan que se puede destruir material sobre la gestión de la depuradora de Pinedo

El portavoz del PSPV en la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi), Ramón Marí, ha exigido hoy que "de forma inmediata se ordene la recogida de los documentos contables y contratos desde los diez últimos años, y que se depositen en un lugar seguro y bajo la custodia" de los responsables habilitados para ello en el organismo. El representante socialista en el organismo teme que se podría estar "destruyendo documentación" de la Empresa Metropolitana de Aguas Residuales (Emarsa), encargada hasta ahora de la gestión de la depuradora de Pinedo y actualmente en proceso de disolución.

Ramón Marí, que es también alcalde de Albal, ha presentado ante la Emshi un escrito en el que alerta a la presidencia del organismo de que se ha tenido conocimiento de que en la planta depuradora "podrían estar destruyendo documentación de Emarsa", aunque no da más detalles sobre esa sospecha.

En un comunicado, Marí ha recordado que con la liquidación de Emarsa, con un déficit de 16 millones de euros, se ha descubierto que "se estaban exigiendo pagos por servicios no realizados, y por material no suministrado, lo que podría ser una práctica habitual" y apuntaría a una "posible financiación ilegal del PP de Valencia". Los populares rechazan tajantemente esta acusación.

"Los socialistas llevamos meses alertando de las irregularidades", y el PP de Valencia "mira hacia otro lado", según Marí. En su opinión, "hay indicios más que suficientes de que se ha podido desviar el dinero de los valencianos a fines alejados de su objeto durante la gestión (en Emarsa) del alcalde de Manises, que habría contado con el aval y el consentimiento de altos directivos del PP en la capital. Queremos que se aclare todo".

Marí ha indicado que "llevar a la Fiscalía y al Tribunal de Cuentas la gestión de 2010", como aprobó también el PP en la última junta de gobierno de la Emshi, "no es suficiente", por lo que ha pedido que se asuman responsabilidades políticas.

Por su parte, el candidato de Compromís a la alcaldía de Valencia, Joan Ribó, ha emplazado a los dirigentes del Partido Popular de la ciudad y su área metropolitana a dar "explicaciones públicas y detalladas sobre el agujero económico de Emarsa supuestamente provocado en la depuradora de Pinedo, liquidada con un déficit muy sospechoso de 16 millones de euros". "No estamos acusando directamente a nadie", ha señalado Ribó en un comunicado, "ni presuponemos que detrás de esto haya un tema de financiación irregular, pero las posibles irregularidades en la gestión de una empresa pública son suficientemente importantes para que los dirigentes del PP expliquen lo que sepan", ha remachado.