Juan Marsé, Fernando Trueba y Alberto Contador, galardonados con los premios Gabarrón

La fundación reconoce anualmente a las figuras políticas, sociales y deportivas más destacadas

La gala de entrega de los Premios Gabarrón reunió, por noveno año consecutivo, a algunas de las figuras políticas, sociales y deportivas más destacadas del año. Nueve galardones que se entregaron en el Teatro Calderón de Valladolid y que tuvieron el interés añadido de contar con dos personajes que, por diferentes causas, habían despertado gran expectación. Por un lado, Rodrigo Borja Cevallos, el ex presidente de Ecuador, país que ha sufrido un intento de golpe de estado reciente; y el ciclista madrileño Alberto Contador, envuelto en un presunto caso de dopaje.

El primero, aunque no aludió directamente a la situación que vive su país, abogó por una "conciencia ética" que haga posible "que no se vulneren los más preciados derechos humanos". Por su parte, Alberto Contador, que recibió el aplauso más sonoro de la gala, reconoció estar viviendo un "momento muy difícil", aunque espera que "todo se solucione rápidamente y que la decisión sea justa" desde el punto de vista científico.

Otros premiados fueron el arquitecto portugués Álvaro Siza, colaborador en los trabajos de restauración del Chiado, el barrio lisboeta arrasado por un incendio; el paleontólogo Emiliano Aguirre y los tres codirectores del proyecto de Atapuerca, por haber creado un "laboratorio excepcional" de formación de los futuros especialistas; el historiador norteamericano Jonathan Brown, calificado por el jurado como la "máxima autoridad mundial en Diego Velázquez"; o el empresario palentino José Antolín Toledano, heredero de una saga que en solo dos generaciones logró pasar "de un taller de carros a una multinacional con presencia en 22 países".

El galardón de las Letras fue para el novelista barcelonés y Premio Cervantes 2008 Juan Marsé, que dedicó el mismo al desaparecido Miguel Delibes, de quien destacó "su honestidad", que, dijo, fue siempre un ejemplo para él. El premio de Artes Escénicas fue a parar al oscarizado director cinematográfico Fernando Trueba por haber sabido fusionar el cine y la música, haciendo que sus películas se recuerden "tanto por las historias que cuenta como por su banda sonora". Trueba, que no pudo acudir a Valladolid, encomendó la recogida de su galardón a Javier Angulo, director de la Seminci.

El último distinguido de la presente edición fue el jurista Antonio Garrigues Walker por su contribución a introducir en España el "modelo de la abogacía moderna". El receptor del Premio a la Trayectoria Humana, calificado por el jurado como "garante de la ética política" y "ejemplo de sensatez y sentido común", recordó que "la democracia consiste en convivir en desacuerdo", y añadió que romper los cauces de diálogo "no es democracia buena, y la sociedad civil tiene que reaccionar".

Cada uno de los premiados recibió una escultura diferente en oro elaborada por Cristóbal Gabarrón, el artista que da nombre a la Fundación y a los museos que gestiona su familia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción