Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SI YO TE CONTARA... HISTORIAS DE LOS LECTORES

Mi generación es la que ya no sueña

Si pienso en un futuro... en cómo seré dentro de 10 años, no veo nada. No puedo decir "tendré una casa" o "siempre he querido tener dos hijos"

Yo soy una chica de 28 años. Estudié Bellas Artes y me especialicé en diseño, porque siempre pensé que debía elegir una carrera con el corazón y no con el bolsillo: al igual que mi hermana, que estudia Arquitectura, y la veo tan horrorizada y desesperada como lo estoy yo. Estudiar algo que es tan técnico y tan sumamente duro sabiendo que desemboca en una interminable lista de desempleados. A veces pienso que pudo ser una de las peores decisiones de mi vida y que, quizá, debería haberme dedicado a la medicina o la enfermería.

Vivir con los padres, debe estar considerado como un "chollo"por la mayoría de los empresarios pero que para mi modesta opinión es un lastre generacional y una retraso evolutivo para nuestro país. Ya no sólo coarta nuestras posibilidades de independencia, sino que además impone a nuestros padres una especie de deuda perpetua y hace que los jóvenes seamos como una segunda hipoteca de esas de intereses altos.

Hace dos años que busco trabajo y si bien no hay ofertas para diseño, cuando las hay, te ofrecen 600¤/mes netos. No hay comentarios al respecto porque los aceptamos sin rechistar. "Al menos gano experiencia" nos decimos... nos mentimos...

No me gusta sentirme como un eterno adolescente. No me gusta tener que pedirles dinero a mis padres si decido tener un poco de vida social. No es justo que mis padres no puedan tener una "segunda juventud" como la tuvo la generación anterior a ellos, que se mataron a trabajar como ellos, pero que cuando sus hijos se independizaron, ellos fueron libres para viajar y tener la clase de felicidad en pareja que los hijos desvían hacia otros propósitos.

Si pienso en un futuro... en cómo seré dentro de 10 años, no veo nada, y eso me angustia como nada. No puedo decir "tendré una casa" o "siempre he querido tener dos hijos". Mi generación es la generación que ya no sueña. Es la generación que cuando envía un currículum no espera respuesta.

Mucha suerte al menos en las quinielas!