Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jiménez pide "luchar contra la resignación" y Gómez promete una campaña "sin dinero"

La ministra de Sanidad se reúne con afiliados en Leganés, mientras su rival en las primarias congrega a sus seguidores en Alcorcón

A falta de dos semanas para la celebración de las primarias hoy ha sido día de mítines para los dos candidatos socialistas a la presidencia de Madrid. Mientras Trinidad Jiménez ha reunido a más de 2.000 afiliados socialistas en un acto multitudinario en Leganés, Tomás Gómez ha congregado a unos 1.200 en Alcorcón. En sus discursos, ambos han querido lanzar la imagen de que su candidatura cuenta con el apoyo de las bases.

De hecho, Jiménez ha sido recibida al grito de "nosotros somos la bases". La ministra ha pedido luchar contra la resignación, la idea con la que ha abierto y cerrado su intervención:"No hay lugar para la resignación. No hay lugar para la paciente espera. Tenemos la ambición de ganar porque la meta la tenemos al alcance de la mano". Y ha lanzado un llamamiento a los militantes para que sean conscientes de la responsabilidad de elegir el próximo 3 de octubre la candidatura que más posibilidades tenga de ganar a Esperanza Aguirre (PP), presidenta de la Comunidad de Madrid.

Por eso, Trinidad Jiménez ha explicado ante un auditorio abarrotado: "Son los militantes los que van a tomar la decisión y todos ellos van a demostrar la responsabilidad de votar a quien tenga más opciones de ganar el próximo 3 de octubre. Hay miles de madrileños que nos están mirando, que no pueden votar en estas primarias, que quieren que volvamos a recuperar el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Ellos no pueden votar pero esperan que nosotros elijamos a las mejores para ganar Madrid. Tenemos una gran responsabilidad".

Entre los asistentes se encontraban la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, diputados nacionales como Pedro Sánchez o Elviro Aranda; numerosos parlamentarios socialistas de la Asamblea de Madrid como Óscar Blanco, Adolfo Navarro o César Giner; alcaldes como Pedro Castro (Getafe), Manuel Robles (Fuenlabrada), José Pablo González (Collado Villalba) o Rafael Gómez Montoya (Leganés). También han acompñado a la ministra los ex secretarios generales del Partido Socialista de Madrid (PSM), Rafael SImancas, Teófilo Martínez y Jaime Lissavetzky, quien también aspira a convertirse en candidato socialista para el Ayuntamiento de Madrid.

Durante su intervención Jiménez ha señalado que "ya es hora de que el partido socialista se haga cargo de los problemas de los madrileños. No hay nada peor para un partido político que caer en la resignación". Y ha asegurado que su candidatura es la que defiende al Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.

La ministra lanzó un guiño a los sindicatos, que planean una huelga para el próximo día 29. Muchos de los afiliados socialistas comparten militancia con UGT o CC OO. "A ellos les gustaría ver un cambio en la Comunidad de Madrid, que proponga un plan regional para el empleo. Les gustaría un gobierno que no les ataque, que no les diga que los sindicatos son los responsable del deterioro de los servicios públicos".

Sobre el proceso de primarias, la ministra de Sanidad ha reclamado "juego limpio" y ha pedido por respeto a los militantes que se pueda elegir libremente. "Que los militantes decidan libremente quien quiera que sea su candidato por respeto a los militantes que nunca han tenido un cargo, que llevan 30 y 40 años como militantes, A todos ellos les debemos el respeto y la libertad para elegir quien será su candidato.... Que estas primarias sean un ejemplo de democracia interna. Ganará quien sepa integrar, no sobran los colores, las razas, los acentos... todos hemos venido de fuera", ha concluido.

Una campaña para la izquierda con los valores como maquinaria

En un mitin en el Teatro Buero Vallejo Alcorcón al que asistieron unas 1.200 personas, Tomás Gómez ha dicho hoy que si se impone a Trinidad Jiménez en las primarias hará una campaña a la presidencia de la Comunidad de Madrid "para la izquierda, con los valores de izquierda, sin dinero y con los afiliados como maquinaria". De nuevo Tomás Gómez ha sacado a relucir que cuenta con más de 6.000 avales y "¿sabéis qué significa?", se ha preguntado, "que vamos a acabar gobernando".

Gómez se ha presentado otra vez como un candidato cercano a la militancia y alejado del poder: "¿Cuántos ministros secretarios de Estado hay aquí? Que levanten la mano", ha preguntado. Nadie lo hizo.

Le acompañaba Juan Carlos Rodríguez Ibarra, ex presidente de la Junta de Extremadura, quien ha dicho que apoya a Tomás Gómez porque es el único que le ha llamado. "Durante los tres últimos años es el único que me ha llamado para preguntarme cómo se gobierna una región. Él es quien realmente tiene interés en gobernar en Madrid", ha sentenciado.