Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La xenofobia en Europa

Trinidad Jiménez y Tomás Gómez polemizan sobre la actuación del presidente

La comprensión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, hacia la actuación del presidente francés, Nicolas Sarkozy, se ha colado en el debate de las elecciones primarias de los candidatos socialistas para la presidencia de la Comunidad de Madrid. De forma implícita pero muy evidente, el secretario general del PSM, Tomás Gómez, se desmarcó del apoyo de Zapatero y del resto de los gobernantes de la Unión Europea al presidente francés. "Auque las encuestas avalen unas decisiones, en algunas ocasiones son más importantes los valores y los principios". Esta reflexión de Gómez la redondeó para que no hubiera dudas con la apreciación de que con seguridad las expulsiones de gitanos rumanos emprendidas por el Gobierno francés cuentan con el beneplácito mayoritario de los franceses en esas encuestas. Hay que recordar que los datos de los sondeos fueron el argumento principal de Zapatero para apostar por Jiménez frente a Gómez en la disputa del PSM.

Desde la candidatura de la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, se interpretó de inmediato que Gómez se desmarcaba de Zapatero. A este respecto, la ministra dijo a este periódico que la declaración de su adversario era "confusa", pero en todo caso, "desafortunada".

En su opinión no se entiende muy bien si el secretario general del PSM "ha querido equiparar a Zapatero con Sarkozy, o mezclar encuestas de Francia y de España o quizá atacar al presidente del Gobierno, todo confuso y desafortunado". Una vez más, desde la candidatura de Jiménez se aprecia la intención del líder del PSM de desmarcarse de Zapatero con posiciones "supuestamente más a la izquierda".

A Gómez, en efecto, lo ocurrido el jueves en el Consejo Europeo le sirvió para alzar la voz en defensa de valores, principios y respeto a los derechos humanos. Y buscó el contraste con el pragmatismo que los países europeos exhibieron ese día en el Consejo Europeo. Para Jiménez esa posición no es justa si se atiene a la política que practica el Gobierno de Zapatero en estas materias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de septiembre de 2010