Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EA y Batasuna proponen un alto el fuego de ETA con verificación internacional

Ambas formaciones han elaborado un documento en el que fijan las condiciones para abordar un proceso de final de la violencia.- Los responsables antiterroristas consideran "totalmente insuficiente" una tregua y subrayan que sólo sería "creíble" la entrega de armas

Eusko Alkartasuna y la izquierda abertzale han elaborado un documento en el que fijan las condiciones para abordar un proceso de final de la violencia, entre las que se incluye un alto el fuego de ETA permanente y con "verificación internacional". En un comunicado conjunto, las dos formaciones abertzales han explicado esta mañana que este documento forma parte del desarrollo del acuerdo que EA y el sector político de Batasuna presentaron el pasado 20 de junio de Bilbao. La oferta, de momento, ha sido ignorada por el Gobierno. No obstante, mandos de la lucha antiterrorista han subrayado que una la petición de tregua "es un paso, evidentemente, pero no es el paso que debe dar ETA. Para ser creíble, añaden, sólo vale el abandono definitivo de la violencia y la entrega de armas".

Según publica hoy el periódico El Diario Vasco, que atribuye el documento exclusivamente a Batasuna, la primera de las ocho condiciones establecidas para un acuerdo es la declaración de un alto el fuego permanente de ETA con verificación internacional del mismo.

Otras condiciones son la asunción de los principios Mitchell, que establecieron para el proceso de paz de Irlanda del Norte la renuncia a la utilización de la violencia y el desarme total y verificable; la derogación de la Ley de Partidos; y la cancelación de los procesos judiciales contra organizaciones de la izquierda abertzale.

El documento también recoge que deben acabar las amenazas y presiones "contra todas las personas" y que se debe trabajar por "la reparación y reconciliación de todas las víctimas".

Las otras dos condiciones incluidas se refieren a los presos de ETA, para los que se pide el traslado a cárceles del País Vasco y Navarra y la liberación de los reclusos con enfermedades graves.

EA y la izquierda abertzale defienden en el texto, según El Correo, la apertura de una o varias mesas de diálogo entre los partidos vascos, con mediadores internacionales, para abordar las cuestiones políticas y una negociación entre el Gobierno español y ETA "sobre las consecuencias del conflicto" para las víctimas, presos y miembros de ETA.

La izquierda abertzale está aumentando la presión sobre ETA para que declare rápidamente una tregua. Las especulaciones en ese ámbito político apuntan a que podría materializarse en torno al Gudari Eguna (Día del Soldado Vasco), que se conmemora el 27 de septiembre.

El Ministerio del Interior no descarta que se produzca. Pero está convencido, por la información de que dispone, de que la banda no tiene ninguna intención de abandonar las armas. Fuentes de la lucha antiterroristas han insistido hoy en que la petición de Batasuna, aunque esperada, no supone un gran avance. "Es un paso, pero totalmente insuficiente. No es el paso que deben dar ETA, que debe ser el abandono definitivo de la violencia", subrayan.

Estas fuentes insisten en que ETA siempre ha declarado treguas por motivos tácticos y que por eso no resultaría creíble un alto el fuego, que la banda terrorista ya ha utilizado para reforzarse en motivos de debilidad, como el que sufre en la actualidad. Además, los servicios antiterroristas se preguntan: "¿Cómo se verifica un alto el fuego? Mientras no atenten, como ahora... entonces, ¿están ya en situación de alto el fuego?". La única forma, insisten, es "la entrega de armas, que sí es verificable".