Un centenar de radicales desafía en Bilbao la prohibición del homenaje a los presos etarras

El juez prohíbe dos homenajes a los presos de ETA durante las fiestas de Bilbao.- Velasco cree que los actos pretende "captar futuros criminales para continuar en las vías delincuenciales disfrazadas de opción política"

El juez Eloy Velasco ha prohibido las concentraciones que los radicales abertzales pretendían celebrar hoy y pasado mañana durante las fiestas de Bilbao en apoyo de los presos de ETA. Pese a ello, cerca de un centenar de personas se han concentrado en la plaza de España, desafiando el veto judicial. Los participantes en el acto han proferido gritos a favor de los reclusos de la banda, mientras agentes de la Ertzaintza les han ido presionando y empujando, sin llegar a cargar, hacia el recinto ferial, donde finalmente se han diseminado.

El magistrado de la Audiencia Nacional decidió el veto ante el carácter "presuntamente delictivo" de los actos convocados y, además, ha dado instrucciones a las fuerzas de seguridad para que "se adopten las medidas necesarias para prevenir un posible enaltecimiento terrorista con escarnio a sus víctimas". La semana pasada, el juez Fernando Andreu permitió la celebración de una marcha de similares características en San Sebastián, que se desarrolló con incidentes aunque se dieron gritos en favor de los derechos de los presos de ETA.

Más información

Los actos iban a celebrarse entre hoy y el próximo jueves. Se trataba de una "concentración por los presos" y "homenaje a los kaskaerrepresaliados", a celebrar en el contextos del Aste Nagusia de Bilbao y que había convocado la comparsa Kaskagorri. El juez pidió informes a la policía, la Guardia Civil y la Ertzaintza antes de decidir si hacía caso a quienes pedían la prohibición de los actos y la retirada de los fotos de presos colgadas en los últimos días en la ciudad, seguía la senda del juez Andreu y permitía las manifestaciones.

Velasco considera que la única finalidad de los actos es el aprovechar la afluencia de público a la zona para homenajear y "aglutinar a los integrantes de ETA con sus afines en los objetivos que pretenden", así como subrayar "la trayectoria de los presos etarras". El juez entiende que Kaskagorri incurriría en un delito de enaltecimiento y justificación de los delitos de terrorismo y que los convocantes sólo pretenden seguir "las instrucciones dadas por ETA/EKIN" para "mantener la fidelidad de sus militantes tanto en las cárceles como fuera y de servir para activar su masa social, captando posibles nuevos militantes para que no decaiga la capacidad movilizadora ni cunda la resignación", como figura en el manifiesto de ETA intervenido al comando Hego Haizea, escribe el juez.

Al igual, insiste en que sigue la estrategia de la ilegalizada Batasuna de "recuperar la calle como espacio de actuación e influencia" y de "hacer frente a los ataques contra los gudaris vascos". En definitiva, según el juez, lo que se pretende es "dispersar durante las fiestas veraniegas de determinadas localidades vascas y navarras una estrategia de manifestaciones y homenajes a presos y a huidos (que no otra cosa son los actos que se pretende celebrar) para fidelizar su militancia, movilizar y en su casa captar a futuros criminales pra continuar en las vías delincuenciales disfrazadas de opción política".

Con respecto a la colocación de fotos de presos de ETA en las calles de Bilbao, especialmente en el recinto festivo, el juez destaca que se trata por si mismo de un acto criminal, por lo que las imágenes deben ser retiradas por la policía de oficio, para así "evitar la realidad del agasajo delictivo y la reiteración en el dolor que tal exhibición causa en las víctimas y los familiares de las acciones criminales realizadas por los fotografiados". De hecho, la Ertzaintza y los servicios de limpieza del Ayuntamiento de Bilbao han procedido esta mañana a la retirada de diversos carteles y pancartas alusivos a presos de ETA, que se han localizado en algunas calles del Casco Viejo de Bilbao y en el Arenal, según testigos presenciales.

Miembros de la Ertzaintza procede a la retirada de carteles en las calles de Bilbao
Miembros de la Ertzaintza procede a la retirada de carteles en las calles de BilbaoLUIS ALBERTO GARCÍA
La Ertzaintza y los servicios de limpieza del Ayuntamiento de Bilbao han procedido esta mañana a la retirada de diversos carteles y pancartas alusivos a presos de ETA, que se han localizado en algunas calles del Casco Viejo de Bilbao y en el Arenal. En concreto, se han retirado pancartas, carteles y unas flechas de cartón en las que se puede ver la foto de presos de ETA, la cárcel en la que cumplen condena y la distancia en kilómetros a Euskadi, todo ello acompañado del mensaje "etxera" (a casa).AGENCIA ATLASundefined

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción