Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lindsay Lohan ingresa en la cárcel

La actriz pasará entre rejas 14 días de los 90 a los que fue condenada

Lindsay Lohan, de 24 años, se ha presentado esta mañana (hora local) en los juzgados de Beverly Hills para cumplir su sentencia de 90 días por violar la libertad condicional de la que gozaba desde 2007, cuando fue detenida por posesión de cocaína y conducir ebria. La actriz ha ingesado en el Centro de Detención Regional Century en Lynwood, California, al sur de Los Ángeles, donde sólo estará entre rejas 14 de los 90 días, según ha anunciado un portavoz del sherif de Los Ángeles, informa France Press. La reducción de su condena, propiciada por la saturación de la cárcel, permitirá a la actriz salir a tiempo para el estreno de Machete, la película de Robert Rodríguez en la que interpreta a una monja. Durante su estancia hasta el 2 de agosto, Lohan permanecerá en una celda de 9 metros cuadrados cercana a la que ya ocupó en su día Paris Hilton por un incidente similar.

El día de su entrada en prisión empezó con sorpresa para Lohan que conoció a primera hora que su nuevo abogado, Robert Shapiro, había decidido abandonar su defensa, según publica la web de famosos de TMZ. Shapiro anunció públicamente que había aceptado representar legalmente a Lohan después de que su abogada, Shawn Holley Chapman decidiera abandonar el caso a principios de este mes, que ha decidido volver.

Los medios estadounidenses han seguido con expectación la noticia y la web de famosos TMZ ha hecho una conexión en directo desde la entrada de la actriz a los juzgados hasta su llegada a la prisión. Lindsey Lohan se ha mostrado tranquila durante toda la vista oral hasta que ha sido esposada para su traslado hasta el centro de Lynwood, California. La web no ha podido, sin embargo, mostrar el momento en el que Lohan era esposada, por la prohibición que la jueza Marsha Revel hizo a toda la prensa de no fotografiar a la actriz en el momento que se ponía disposición penitenciaria. A pesar de ello, desde horas tempranas, centenares de fotografos esperaban en el juzgado de Beverly Hills, donde a las 8.30 horas (hora local) se entregase a la justicia.

Michael Lohan, el padre de la acusada ha declarado a la salida de los juzgados de Beverly Hills, que se encontraban la familia se encontraba "devastada" y que las últimas horas las ha pasado junto a su hija que "en todo momento se ha mostrado tranquila". La actriz de Chicas Malas ha ingresado en la unidad de reos con necesidades especiales del centro donde vivirá aislada por su propia seguridad.