Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El TSJ rechaza la petición del fiscal de archivar la imputación contra Oltra

El magistrado confirma la acusación contra la diputada de Compromís por una falta de desobediencia leve

El magistrado instructor de la causa contra la portavoz adjunta de Compromís en las Cortes Valencianas, Mònica Oltra, ha rechazado el recurso presentado por el fiscal y ha mantenido la imputación contra la diputada por una falta de desobediencia leve a los agentes de la autoridad durante el desalojo de manifestantes que el pasado abril intentaban evitar el derribo de varias edificios en el barrio de El Cabanyal. El magistrado también se ratifica en que debe ser la Sala de lo Civil y Penal la que decida si se juzga a Oltra en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) valenciano o se traslada la causa a un juzgado ordinario.

El fiscal, según recuerda el TSJ, impugnó la calificación jurídica de los hechos, ya que considera que la actitud de Oltra durante el desalojo forzoso en El Cabanyal ni siquiera es una falta, por lo que solicitó el sobreseimiento de la causa al no apreciarse infracción penal. La Fiscalía "entiende que se puede incumplir una orden directa dada por un agente de la autoridad", pero puntualiza que ese acto "no es ni siquiera falta, es decir, no es desobedecer levemente a un agente de la autoridad". En su recurso, el fiscal argumentó que "el comportamiento de desarrollado por doña Mònica Oltra está más próximo a una actitud gandhiana que de ofensa a la dignidad y condiciones del ejercicio de la función pública".

Estos argumentos los rechaza el magistrado instructor, que insiste en que cabe acusar a Oltra de "desobedecer levemente" a la Policía, cuya actuación considera conforme a Derecho.

Oltra defiende que acudió a la protesta en El Cabanyal para defender el barrio, "a los vecinos y la legalidad" frente al intento de "expolio" del Ayuntamiento de Valencia, que ordenó derribos al amparo de un decreto de la Generalitat después de que el Ministerio de Cultura paralizara el plan de prolongar la avenida de Blasco Ibáñez partiendo en dos la zona declarada Bien de Interés Cultural (BIC).

También hoy ha acudido a los juzgados en relación con los mismos hechos un militante de Esquerra Unida que debía declarar por una denuncia de la Policía Nacional tras el desalojo en El Cabanyal. Miebros de EU, vecinos y Salvem El Cabanyal se han acercado a los juzgados para dar su apoyo al denunciado, que finalmente no ha declarado porque se ha aplazado la cita judicial.