Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal define la actuación de Oltra en El Cabanyal de "gandhiana"

"El comportamiento de desarrollado por doña Mònica Oltra está más próximo a una actitud gandhiana que de ofensa a la dignidad y condiciones del ejercicio de la función pública". Así define el ministerio público el comportamiento de la diputada de Compromís el pasado seis de abril en El Cabanyal cuando protestaba junto a decenas de vecinos y varios concejales por un derribo que consideraban ilegal.

Oltra declaró en su día ante el juez instructor Juan Montero de la Sala de Lo Civil y Penal y ahora está pendiente de que el tribunal decida si hubo infracción, si fue una falta, como dijo Montero, y, en su caso, quién la juzgaría: el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) o un juzgado ordinario.

El teniente fiscal Gonzalo López-Ebri fue el encargado de firmar el recurso presentado a la calificación de falta que el juez hizo de los hechos. Considera que no fue tal. Y, en su caso, pide que sea juzgada por un juzgado ordinario de acuerdo a una doctrina del Tribunal Supremo, que hace una interpretación restrictiva del aforamiento. El fiscal, a lo largo de 16 folios, desgrana la denuncia del intendente de la Policía Local y el atestado de la Policía Nacional, las pruebas aportadas,las declaraciones y la jurisprudencia al respecto.

Nada de capricho

El fiscal deja claro que "la negativa a abandonar el lugar [El Cabanyal] no fue una negativa obstructiva, caprichosa y con una voluntad manifiesta de atentar contra la dignidad y las condiciones de ejercicio de la función pública, también llamado principio de autoridad". Y añade: "Habría que darle a su comportamiento una interpretación benevolente, nunca incardinada en el ámbito del delito, e incluso ni siquiera de la falta".

El visionado de un vídeo de los hechos y las declaraciones han sido esenciales para el ministerio público. El intendente general jefe que denunció a Oltra dijo que esta "opuso gran resistencia". Nunca la vio ni conversó con ella. Afirmó que lo supo por referencias. El inspector de la policía local afirmó que "el comportamiento de la diputada Oltra fue en todo momento educado y correcto". Uno de los dos policías que la cogió del brazo recuerda que ella le dijo que le dolía la cabeza. El otro, ni lo oyó. Otro intendente la vio caer al suelo "arrollada por la gente". Y el intendente GEO, "no reconoce para nada a Oltra".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de julio de 2010