Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El promotor del hotel del Palau dice que se ha sentido engañado

Manuel Valderrama comparece en la comisión de investigación del Parlamento catalán

Manuel Valderrama, propietario de Olivia Hoteles y promotor del frustrado hotel del Palau, ha explicado hoy en el Parlamento catalán que nunca ha escondido que era el dueño de las tres fincas dónde se iba a instalar el complejo desde verano de 2007. El Ayuntamiento de Barcelona sostuvo la semana pasada que conoció que los edificios eran de Valderrama y no del Palau a través de una información publicada por este diario en agosto de 2009. "Me he sentido engañado", ha afirmado. La juez de Barcelona Míriam de Rosa acordó la semana pasada prisión comunicada y sin fianza para el ex presidente del Palau de la Música, Fèlix Millet, y para su mano derecha, Jordi Montull, por su relación con la operación urbanística para edificar el hotel junto al coliseo musical.

En su intervención ante la comisión de investigación del Palau, Valderrama ha informado que en diciembre de 2007 estuvo en una reunión del patronato de la fundación en la que fue presentado como nuevo patrono y promotor del hotel. "Allí había 60 o 70 personas y yo no conocía a nadie. Y el patronato lo integran las instituciones ¿no?", ha dicho.

Valderrama ha dicho que tenía mucha ilusión en este proyecto y que para él era muy importante ser patrono. "Me llamo Valderrama. Me entienden ¿no?", ha señalado a los parlamentarios. Hasta ahora, ha pagado 2,4 millones de euros pagados entre las obras en el colegio de los Hermanos de La Salle y su participación como patrono. Su deseo sería que la administración le de los permisos para hacer el hotel y, en caso contrario, litigará con la Generalitat que le ha pedido un aval sobre el hotel. En cualquier caso, no renuncia a la suma que ya ha invertido.

La ex síndica de la Sindicatura de Cuentas, Montserrat Vehí, ha recordado hoy que el organismo fiscalizador ya alertó en el año 2003 de la "acumulación de poderes" del entonces presidente del Palau de la Música, Fèlix Millet. En su intervención en la comisión parlamentaria sobre el caso Palau, Vehí ha recordado que en el informe que hizo la Sindicatura de Cuentas también se instaba a los miembros del patronato del Palau a "velar" por el cumplimento de esta recomendación. Vehí ha explicado que este informe fiscalizador fue presentado, debatido y aprobado sin enmiendas por el Parlament el 25 de febrero de 2003, y ha indicado que en su tarea no se encontró ningún indicio que pusiera de manifiesto que había dinero del Palau de la Música que estaba siendo desviado para financiar de forma irregular partidos políticos o fundaciones vinculadas a ellos.

Por su parte, el auditor Antoni Martí ha señalado que el informe fiscalizador no se envió al Tribunal de Cuentas -quien debe dirimir sobre responsabiliades penales- hasta 2008, un dato que alertó a algunos grupos, que consideraron que si había indicios, entonces ya habían prescrito. Martí y Vehí han dicho que este retraso no se les puede imputar a ellos, sino que es responsabilidad del Síndic Major. Vehí recordó que entre 1984 y 1985 fue secretaria general de la consejería de Cultura. Inspectora de trabajo de profesión, recordó que por aquellos años, ella misma ya había dicho que "había bastantes cosas" que no le gustaban, sobre todo de temas vinculados a la contratación de personal.

El arquitecto del hotel del Palau de la Música, Carles Díaz, que también ha intervenido hoy en la comisión, ha confirmado que el contrato que rubricó para construir este equipamiento superaba los 900.000 euros, de los cuales 185.000 los acabó cobrando. En su intervención en la comisión de investigación parlamentaria sobre el caso Palau, Díaz ha revelado que el contrato que rubricó ascendía concretamente a 916.087 euros para construir el hotel, cifra a la que hay que añadir otros 18.000 por el segundo planteamiento urbanístico.

En la carpeta 'Acuerdos Valderrama' archivada en el Palau, que consta en la presunta trama que ha llevado a la cárcel a Fèlix Millet y Jordi Montull, aparece la cantidad de 900.000 euros que, según detalló Montull en su declaración ante la juez, se refería a los honorarios de los arquitectos. La juez ha considerado que esta explicación "no tiene coincidencia no la documentación existente en la causa". Además, el director de relaciones institucionales de Ferrovial, Juan Elizaga, ha negado durante su comparecencia que la empresa hubiese financiado a CDC y su entorno a través del Palau de la Música.