Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las consecuencias del ajuste económico

CiU facilitará la convalidación de la reforma laboral

Artur Mas confirma que la coalición introducirá cambios durante la tramitación parlamentaria

El Gobierno puede respirar, por el momento. CiU facilitará el próximo martes la convalidación del decreto de la reforma laboral, con el compromiso de que en el trámite parlamentario se incluirán enmiendas en el sentido de las posiciones defendidas por los nacionalistas catalanes.

No es seguro aún si sus diputados se abstendrán o votarán a favor, pero en todo caso no votarán en contra y el Gobierno ya tiene asegurada una mayoría suficiente. Lo más probable es que el voto de CiU sea favorable, salvándole así de nuevo la vida al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Queda por saber qué harán otros grupos como PNV, ERC y Coalición Canaria, pero sus votos ya no son decisivos y, en todo caso, solo servirían para dar más fortaleza al Gobierno frente a la protesta social y sindical.

El anuncio lo ha hecho el presidente de CiU, Artur Mas, quien ha asegurado en Mollet del Vallès que el texto del Gobierno es "manifiestamente mejorable", pero que su grupo no debe "impedir que se tramite en las Cortes", ya que la reforma laboral "se tiene que hacer" y no puede demorarse más, aunque ha asegurado que no pueden "simplemente dar por bueno el documento aprobado en el Consejo de Ministros".

No obstante, el portavoz parlamentario de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, que es quien está negociando con el Gobierno, se ha apresurado a matizar a Artur Mas y ha asegurado que la decisión definitiva no se tomará hasta el lunes y el martes. Y ha asegurado que están abiertas todas las posibilidades: el sí, el no y la abstención. Otras fuentes de la coalición consideran casi imposible que CiU vote en contra, y aseguran que con la abstención tendrían difícil negociar la inclusión de sus enmiendas.

En cualquier caso, el apoyo de CiU se daba ayer por descontado entre los grupos parlamentarios y entre los sindicatos. El secretario general de UGT, Cándido Méndez, expresó sus dudas sobre la actitud de algunos grupos políticos: "Hay quien piensa que lo peor aún hay que empeorarlo más y quien piensa que se debe corregir". Fuentes sindicales aseguran que, tras entrevistarse el martes con el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, los dos secretarios generales sacaron la conclusión de que era posible que, finalmente, los nacionalistas catalanes pactasen con el Gobierno a cambio de introducir sus propuestas durante el trámite parlamentario.

Todavía sigue lejos del acuerdo el PP, aunque sin adelantar lo que votará. De hecho, Mariano Rajoy expresó ayer en Bruselas sus dudas sobre la capacidad para crear empleo de la reforma laboral presentada por el Gobierno y calificó el decreto ley de "confuso" y falto de "claridad".