Patronal y sindicatos no logran ni un solo avance en la reforma laboral

El acuerdo sigue en vía muerta, mientras los plazos para la reforma laboral siguen corriendo

La reunión entre patronal, sindicatos y Gobierno ha concluido sin acercar posturas. Así que las partes han decidido tomarse el domingo para descansar y volver a la mesa de negociación el lunes.

El encuentro arrancó a las 10 de la mañana con la presencia de los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez, y de CC OO, Ignacio Fernández Toxo; por parte de la patronal acudió el presidente, Gerardo Díaz Ferrán, y su vicepresidente, Santiago Herrero , mientras en representación del Gobierno estuvieron el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, y el jefe de Gabinete de Moncola, José Enrique Serrano.

El clima previo a la reunión las partes era pesimista. Sindicatos, patronal y Gobierno veían mucha distancia entre sus posturas como para llegar a un acuerdo. Fuentes de UGT vaticinaban que hoy no habría "un desenlace satisfactorio". Después del encuentro de hoy la situación no ha cambiado.

Fuentes sindicales señalaron a Europa Press que el encuentro no ha servido para acercar las grandes distancias que aún separan a sindicatos y empresarios debido, sobre todo, a las posiciones máximas que sigue manteniendo la CEOE. Aún así, los sindicatos siguen dispuestos a la negociación y mantienen la voluntad de llegar a un acuerdo, aunque las dudas sobre la posibilidad de consenso aumentan ante la falta de cambios en las posiciones de los empresarios.

Fuentes gubernamentales explicaron que el Ejecutivo se ha unido a la reunión de hoy para facilitar las negociaciones tras los desencuentros de esta semana y la falta de tiempo para consensuar la reforma antes de que expire el plazo marcado por el Ejecutivo (31 de mayo). Sin embargo, afirmaron que no se esperaba nada concreto de la reunión de hoy, ya que objetivo era conocer las posturas, ver lo que falta para conseguir un acuerdo y conocer los ánimos de las diferentes partes de la negociación para determinar si es necesario o no alargar los plazos.

Según las mismas fuentes, los contactos seguirán este fin de semana, ya sean telefónicos o con nuevas reuniones, y servirán al Gobierno para analizar si sindicatos y empresarios van a ser capaces de entenderse o si, por el contrario, la reforma laboral tendrá que hacerse por decreto.

El tiempo para llegar a un acuerdo se acaba precisamente el lunes según el calendario marcado por el Gobierno. No obstante, Corbacho se mostró ayer dispuesto a alargar el plazo un semana. Sin embargo, desde el mismo departamento explican que el Ejecutivo sólo será flexible con las fechas si ve posibilidades de alcanzar un acuerdo, y eso es algo que a tenor de lo visto hoy, no parece probable.

Fernández Toxo, Celestino Corbacho y Cándido Méndez.
Fernández Toxo, Celestino Corbacho y Cándido Méndez.EFE
Intercambio, breve a los ojos de las cámaras, de impresiones.... Luego ha habido más. Al final, el Gobierno se ha sumado este fin de semana a la negociación de reforma laboral. Sin imágenes, ha sido a puerta cerrada, y sin resultado.AGENCIA ATLAS

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50