Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía abre diligencias por la mala conservación de la carretera de Colmenar

La Comunidad de Madrid eliminará la curva del kilómetro 28 de la M-607

La Fiscalía Provincial de Madrid, en acuerdo con la Fiscalía de Seguridad Vial del Tribunal Supremo, ha abierto unas diligencias para investigar si la Comunidad de Madrid habría incurrido en un delito por el mal estado de conservación de la carretera M-607 de Colmenar Viejo con motivo de la gran cantidad de accidentes que se suceden en una curva situada cerca del kilómetro 28.

El fiscal jefe de Madrid, Eduardo Esteban, indicó que la apertura de las diligencias va encaminada a dilucidar si la Comunidad de Madrid incurrió en el delito contra la Seguridad Vial tipificado en el artículo 385.2 del Código Penal por "no restablecer la seguridad de la vía, cuando haya obligación de hacerlo". "Hay que investigar qué pasa en esta carretera y evitar más accidentes", aseguró Esteban, quien señaló que le "parece muy bien" que el Gobierno regional haya anunciado que se eliminará la curva de la M-607 y se "arreglará de manera inmediata" el tramo de carretera donde se encuentra situada ésta, según palabras del consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados.

En menos de una semana, este punto kilométrico ha registrado tres accidentes. En el mes de enero ya se procedió a cambiar la señalización de velocidad en este punto, que pasó de los 100 kilómetros por hora como máxima a los 80 kilómetros por hora. Después de los accidentes de este fin de semana, la Comunidad ha decidido colocar bandas sonoras en el suelo así como su correspondiente señalización. Además, colocará una nueva señal indicando que en caso de lluvia la velocidad se reduzca a los 60 kilómetros por hora.

En unas seis semanas, por otro lado, se podrán empezar las obras para el cambio de firme de la vía, conocida como carretera de Colmenar, cuyo refuerzo también se solicitó en enero. Esta actuación es fundamental pues las primeras pesquisas indican que la pérdida de control del vehículo en esta curva, llamada por algunos vecinos de la zona 'la curva de la muerte', es la falta de adherencia del coche con el firme cuando el suelo está mojado y la velocidad a la que se va no es la recomendada.

Francisco Granados, consejero de Presidencia, ha anunciado que el Gobierno de la Comunidad de Madrid tiene previsto eliminar la curva de la carretera de Colmenar, la M-607, en la que se han producido tres accidentes en los últimos siete días, además de arreglar "de manera inmediata" el tramo de carretera, el km 28,800, en el que se encuentra la curva. "La Comunidad arreglará de manera inmediata este punto y acabará con la curva. La quitaremos. Se va a asfaltar todo el recorrido y se van a mejorar las condiciones de la carretera", ha explicado durante la inauguración de un Centro de Mayores en Móstoles.

El anuncio se produce tras las denuncias de Esther Rincón, una vecina que grabó hace menos de 15 días un accidente de tráfico en este punto, en el que murió su hijo hace año y medio. El hijo de Esther llevaba el cinturón de seguridad puesto y no iba a gran velocidad. La Guardia Civil determinó que su vehículo chocó a una velocidad de 84,5 kilómetros por hora en un punto en el que, entonces, había un límite de velocidad de 100 kilómetros por hora. Granados ha explicado además que ya se han instalado bandas reductoras de velocidad en la zona, pero que "la solución definitiva [para este tramo de vía] pasa por quitar la curva, y así se va a hacer".