Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los ingresos de los políticos

Camps declara una cuenta con 900 euros y la mitad de un piso de 110.000

El boletín oficial de las Cortes Valencianas publica las declaraciones de bienes y actividades de todos los diputados

Las declaraciones de bienes de los diputados de las Cortes Valencianas ya son públicas. El boletín oficial de la Cámara autonómica revela hoy que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, declara el 50% de un piso por un valor catastral de 110.339 euros, un Saab del año 1995, una cuenta propia con 905 euros y otra compartida con un saldo de 1.389 euros, así como un plan de pensiones de 8.309 euros.

Por su parte, el vicepresidente Juan Cotino es el miembro del Gobierno valenciano con más bienes, ya que registra posesiones y derechos de naturaleza no inmobiliaria por de 1,8 millones de euros y una vivienda heredada en Xirivella (Valencia) por un valor catastral de 7.735 euros, según la documentación de las Cortes. Vicente Rambla, también vicepresidente, asegura poseer bienes inmuebles y rústicos por valor de 279.586 euros. Mientras, el vicepresidente económico, Gerardo Camps, declara dos pisos compartidos y otras 17 propiedades procedentes de una donación familiar, lo que suma un valor catastral de 434.732 euros.

El consejero de Solidaridad y Ciudadanía y portavoz parlamentario del PP, Rafael Blasco, declara cuatro propiedades en la provincia de Valencia por un valor global de 176.808 euros; bienes no inmobiliarios por 140.249 euros, entre ellos un Audi A4, y dos préstamos por 139.023 euros. Otro de los consejeros, Alejandro Font de Mora, afirma poseer dos viviendas al 100% y otras dos al 50% (una de ellas en Valencia); un local y dos terrenos rústicos al 100% y una tercera propiedad rústica al 50%. Todo, menos la vivienda de Valencia, se declara como fruto de la herencia paterna. Y su valor catastral se cifra en 868.246 euros. El consejero de Educación dispone de un coche Seat y cuentas y un plan de pensiones por un valor de 28.801euros.

Entre los diputados que no forman parte del Gobierno valenciano, destaca la declaración del popular Pedro Hernández Mateo, también alcalde de Torrevieja, que posee cuentas bancarias con un total de 1.085.000 euros, además de la mitad de una vivienda con valor catastral de 94.939 euros; otra mitad de un inmueble rústico (valor catastral de 310.435), y un Volkswagen Tuareg valorado en 30.000 euros. En el otro extremo, el parlamentario que menos bienes declara es el también popular Rafael Ferraro, con 3.065 euros y unas deudas de 445.794 euros.

La presidenta de las Cortes, Milagrosa Martínez, relacionada tres casas, una finca rústica y otra urbana, todas ellas por un valor catastral de 149.696 euros. Ningún piso o casa declara la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, que cifra sus bienes y derechos no inmuebles en 295.000 euros e incluye un Lancia Delta de 21 años de antigüedad, además de acciones y planes de pensiones.

El secretario general del PP valenciano, Antonio Clemente, es propietario de una farmacia y tiene bienes inmuebles por 94.603 euros; 96.523 euros por un vehículo Jaguar XF y un Saab 900 S, saldos bancarios y plan de pensiones. Por su parte, el ex secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, declara bienes inmuebles con un valor catastral de 240.938 euros, de dos viviendas (una en Castellón y una en Valencia) y de otro inmueble urbano en Valencia. Sus bienes no inmobiliarios, cifrados en 171.005 euros, incluyen un automóvil BMW de 53.300 euros; cinco cuentas bancarias con saldos que oscilan entre los 9,94 y los 1.659 euros, y fondos y planes de inversiones, mientras que declara varios préstamos hipotecarios y personales, por un total de 97.945 euros.

En la oposición, el portavoz socialista, Ángel Luna, detalla bienes inmuebles por un valor catastral de 106.168 euros (de una vivienda en Alicante, otra en Madrid y otros cuatro bienes en Alicante), y bienes no inmobiliarios por 352.827 euros, que incluyen la mitad de un vehículo Mercedes, una moto Honda, dos cuentas de valores (con 157.000 euros) y dos cuentas corrientes (con 23.000 euros), entre otros. Otro de los diputados socialistas, el portavoz adjunto Joaquim Puig, apunta en la lista el 17% de un local en Castelló-Ciutat del Transport valorado en 26.067 euros; acciones, cuentas corrientes y un Focus C-Max valorados en 148.469 euros. Y un crédito de 12.000 euros.

El portavoz de Compromís, Enric Morera, registra bienes inmuebles por 8.000 euros (por un inmueble urbano en Valencia) y 78.000 euros por bienes no inmobiliarios, que no incluyen cuentas bancarias ni vehículos.

La portavoz de Esquerra Unida, Marga Sanz, es propietaria de dos viviendas (una al 50%), tiene parte en dos locales y un inmueble urbano con un valor catastral de 120.000 euros, y participaciones empresariales en cuatro empresas de la familia, cuentas corrientes y dos coches Citroën por un valor conjunto de 478.485 euros. También tiene una hipoteca de 58.000 euros.

Declaraciones sin detalle

Los parlamentarios de la oposición ya hicieron públicos hace tiempo sus bienes y colgaron los datos por iniciativa propia en las páginas web de sus grupos en las Cortes. La publicación de las declaraciones del total de los 99 diputados de la Cámara se aprobó el pasado diciembre. La modificación del reglamento fue apoyada por todos los grupos, pero el formulario preparado para ello permite limitar los datos aportados, ya que en muchos casos no se especifica el lugar donde están los bienes inmuebles de los diputados.

En ese sentido, el portavoz socialista, Ángel Luna, ha calificado de "fraude" la fórmula que se ha utilizado para realizar esta publicación, pues, a su juicio, solo hay que comparar "el detalle que el PSPV hace de sus bienes y el que hace la mayoría diputados del PP", ya que en mucho casos únicamente incluyen el valor global de sus posesiones y no especifican ni siquiera la localidad donde se encuentran. Luna incluye en su declaración las calles donde posee inmuebles. "Algunos deben gestionar muy mal sus bienes porque teniendo sueldos y actividades conocidas, tienen muy poco. Deben despilfarrar mucho", ha afirmado Luna, para quien el formulario planteado es "absurdo si se quiere dotar de transparencia a los bienes y actividades de los diputados".

El portavoz del PP, Rafael Blasco, ha replicado que "no entrará en chismorreos" sobre quién detalla más, y ha afirmado que por mucho que el PSPV quiera "confundir a la opinión pública, lo cierto es que por primera vez en Les Corts, los bienes y actividades de los diputados van a ser públicos con carácter obligatorio".