Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bono a los diputados: el Congreso cuesta lo mismo que Ronaldo

El presidente envía un argumentario contra las críticas por las pensiones

En época de crisis, económica y política, un nutrido grupo de ciudadanos, especialmente a través de los múltiples foros de Internet o los SMS enviados a los programas de televisión, están criticando con dureza los sueldos y los complementos de pensiones de los diputados. Por eso, el presidente del Congreso ha decidido enviar una carta a todos los diputados en la que, a modo de argumentario para defenderse de los ataques, explica los datos reales.

Y entre ellos, Bono destaca, con una nota a pie de página, uno muy significativo. "El vigente Presupuesto, con el que se pagan todos los sueldos y gastos del Congreso, es exactamente cuatro millones más de lo que supuso el último fichaje estrella de la Liga española", se lee en la carta firmada por Bono. Efectivamente, el presupuesto del Congreso para 2009, con el que se paga a todos los diputados, asesores y funcionarios, es de 98 millones de euros, y Cristiano Ronaldo fichó por el Real Madrid por 94.

La carta está llena de datos para desmentir el supuesto despilfarro del Congreso. Los sueldos de los parlamentarios, explica, llevan dos años congelados -los de los políticos, no los de los funcionarios-. Además, todos los gastos de Congreso, Senado, Defensor del Pueblo y Junta Electoral Central suponen sólo el 0,09% del Presupuesto del Estado.

70 con complemento de pensión

Bono se detiene especialmente en el asunto de los complementos de pensiones para diputados, una de las cuestiones que más polémica ha generado precisamente tras la propuesta del Gobierno de ampliar la edad de jubilación de los 65 a los 67 años.

"No es una pensión parlamentaria sino un complemento. Por ello, no puede tener complemento alguno quien no ha llegado a los 65 años y no está jubilado. Desde el año 1977, ha habido 3.609 parlamentarios (diputados y senadores) de los que solamente 70 tienen reconocido un complemento de pensión, con una aportación media de Las Cortes de 1.066 euros mensuales". Los diputados, cuando se jubilan, sólo cobran este complemento si no llegan a la pensión máxima, algo que la mayoría de ellos tiene por sus propios méritos como trabajadores.

El presidente del Congreso también ofrece un argumentario sobre las indemnizaciones a los diputados que dejan la Cámara. "Esta garantía se debe a que el diputado no tiene derecho al subsidio de desempleo como otros colectivos del ámbito público. La indemnización, cuando hubiere lugar (es incompatible con el complemento de pensión y otras retribuciones públicas) es de una mensualidad de 3.125,52 euros por cada año como diputado, con un límite máximo de 24 mensualidades y un periodo de carencia mínimo de dos años para poder recibir indemnización".

Bono también señala que los parlamentarios están sometidos a la misma fiscalidad que el resto de los españoles, y por último analiza el número de asesores y funcionarios por cada diputado. En el Congreso esa relación es de 1,26 por cada parlamentario. "Estamos dos veces por debajo de Francia e Inglaterra y tres veces por debajo del Bundestag alemán. En el Parlamento Europeo la relación diputado funcionario es de 5,96", sentencia Bono.

Los sueldos de los parlamentarios españoles están entre los más bajos de los grandes países de la UE. De hecho, los sueldos de la política, altos con respecto a la media nacional pero muy bajos comparados con los de la alta dirección de empresas o los despachos de abogados, de los que provienen muchos políticos, generan algunos problemas. En la última conformación del Gobierno vasco y gallego, por ejemplo, los presidentes han tenido algunos problemas para convencer a personas destacadas del mundo empresarial para que se incorporaran a la política, puesto que la bajada de sueldo era muy importante.

Los diputados perciben una retribución mínima de 3.126 euros brutos al mes. A esa cantidad hay que sumarle complementos de 1.823 euros para quienes proceden de circunscripciones distintas a Madrid y 870 para los electos por esta provincia. De esa forma, el salario de un diputado oscila entre 3.996 y 4.996 euros brutos mensuales. El presidente del Congreso, con gastos de representación, alcanza los 13.856 euros brutos mensuales. Algunos diputados cobran sueldos extra de sus partidos. Mariano Rajoy, por ejemplo, admitió que, con el plus del PP (5.000 euros), ingresa unos 8.000 euros al mes. El sueldo medio mensual bruto de los asalariados en España es de 2.316 euros, según los datos del INE.