Arranca un duro periodo de sesiones

Rajoy aboga por indemnizar a los empleados despedidos en función de los años trabajados

El líder del PP asegura que él hubiera bajado el sueldo a los funcionarios y argumenta que no presenta una moción de censura porque no la ganaría

El presidente del PP y líder de la oposición, Mariano Rajoy, ha ofrecido en una entrevista algunas de las recetas que su partido aplicaría contra la crisis económica en caso de gobernar. En su opinión, "las cosas se pueden hacer de otra manera y el PP sabe lo que hay que hacer". Entre las más destacadas están la consabida rebaja de impuestos y dos novedades: modular la indemnización por despido en función del tiempo trabajado en la empresa y congelar los sueldos de los funcionarios para reducir el déficit, una medida que ya se puso en marcha en la primera legislatura de Aznar.

Según ha explicado el líder de la oposición durante una entrevista en TVE, un trabajador recibiría una indemnización menor si trabaja un año en una compañía que si trabaja cuatro. Rajoy no ha querido especificar si su propuesta estaría más cerca de los 45 días por año o de los 33. "Seguramente hasta los cuatro años no se cobrarían los 33", ha matizado.

Más información

La prioridad, según el líder del PP, es terminar con la temporalidad, que afecta "a más del 30%" de los contratos. En opinión de Rajoy, el problema es que los empresarios prefieren contratar "a los que su despido cuesta cero días", es decir, hacer contratos temporales que no precisan de indemnización por despido.

En el mismo sentido, el presidente del PP también ha abogado por privatizar los servicios de empleo y por lograr una negociación colectiva "más flexible" que se adapte a cada empresa. "No es lo mismo la Seat que una pyme de Toledo", ha asegurado.

Rajoy ha querido salir así al paso a las críticas de pasividad lanzadas desde algunos sectores de su partido y medios de comunicación. El presidente del PP ha asegurado que su grupo ha presentado multitud de propuestas tanto en el Congreso como en el Senado pero que han sido rechazadas por la mayoría que apoya al Gobierno.

Hoy mismo, el Congreso debatirá una proposición no de ley presentada por el Grupo Popular en el que se insta al Gobierno a reducir el número de altos cargos y de ministerios, algo que ya aprobó el Parlamento el pasado mes de octubre a instancias del PNV.

El portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso, ha asegurado que siguen hablando con otros grupos para impedir que la iniciativa del PP salga adelante y ha señalado que cualquier reducción de la estructura ministerial le corresponde hacerla al presidente del Gobierno. Además, Alonso ha considerado "normal" que los grupos hayan solicitado la comparecencia de Zapatero para que explique las últimas iniciativas en materia económica. "Ha habido varios debates y Rajoy no ha traído ninguna propuesta. Vamos a ver si ahora llega con alguna", ha apuntado.

Además, Rajoy propone como receta para paliar la crisis permitir que los autónomos y las pymes no paguen el IVA de las facturas sin cobrar, una reclamación histórica del sector.

Ataques contra el euro

El líder popular ha comentado además las últimas declaraciones del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que ha responsabilizado a un "ataque de los especuladores" contra el euro de los malos datos económicos de la semana pasada.

Para el líder del PP, se trata de un "absurdo" que utiliza el Ejecutivo para desentenderse de sus responsabilidades. "El Gobierno debe gobernar y tomar decisiones", ha rematado.

Precisamente hoy, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha defendido hoy el papel del euro como "herramienta fundamental" para el desarrollo económico de la Unión y ha apostado por impulsar la coordinación económica en los Veintisiete para superar la crisis, aunque luego ha especificado que quienes hablan de ataques coordinados contra el euro hacen "análisis no objetivos".

Rajoy además ha criticado duramente la reforma del sistema de pensiones planteada por el Gobierno. En su opinión, "no puede ser que de un día para otro nos suelte como como un bofetón una subida de edad", en referencia al proyecto de aumentar la jubilación hasta los 67 años. Según el jefe de la oposición, dicha reforma "no es lo más urgente" ahora mismo para España pero, en todo caso, él optaría por hacerla voluntaria.

Finalmente, Rajoy ha ventilado de nuevo los rumores sobre una posible moción de censura contra Zapatero. Pese a que el líder del PP no confía en el presidente reconoce que ahora mismo su candidatura no tendría ningún viso de prosperar aunque ha dejado una puerta abierta: "Si yo tuviera la mínima posibilidad, la presentaría".

Rajoy cumple así con su intención de mantener un perfil bajo en estos momentos para que toda la presión mediática se concentre en el Ejecutivo.

Lo más visto en...

Top 50