Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Castalla niega haber dado licencias de obras a cambio de afiliaciones

La investigación local del partido parte de una denuncia que acusa al regidor de inflar el censo

El alcalde de Castalla, José Luis Prats, del PP y afín al sector campista, negó ayer ante el titular del Juzgado número 2 de Ibi los delitos de cohecho y apropiación indebida por los que fue denunciado por la dirección local de su partido, en manos del sector opuesto, los ripollistas. Prats aportó documentación al juez con la que trató de demostrar que no había concedido licencias urbanísticas a cambio de afiliaciones al PP. El alcalde había sido acusado de haber realizado con ese método 273 nuevas afiliaciones, por parte de la dirección local del PP en Castalla.

Prats reconoció, sin embargo, quede los nuevos afiliados 11 habían solicitado permisos de obra. Sobre la apropiación indebida de las cuotas de afiliado de 245 personas, que ascienden 2.450 euros, el alcalde aseguró que no habían sido entregadas porque el PP provincial todavía no las había ratificado. Tras su comparecencia ante el juez el alcalde de Castalla señaló que el único objetivo de la denuncia presentada por la dirección local del PP en Castalla en su contra era desprestigiarle.

La denuncia contra José Luis Prats prosperó el pasado noviembre de manera paralela al congreso local para la elección de presidente de la agrupación de Castalla y en la que compitió contra el anterior alcalde, Juan Rico, que finalmente se hizo con el cargo. Este acusó a Prats de haber sumado afiliaciones para ganar votos a su candidatura de manera irregular. Estos votos fueron finalmente desechados y Juan Rico obtuvo la presidencia local.